mormon.org Global

Los mormones creen que Jesucristo es su Salvador. ¿Por qué necesitamos un Salvador?

Respuesta oficial

Mediante la expiación de Jesucristo, y al seguir el proceso del arrepentimiento, podemos recibir el perdón de nuestros pecados. Ya que el Padre Celestial sabía que algunas veces tomaríamos malas decisiones, Él preparó la manera en que pudiéramos ser perdonados de nuestros pecados (Juan 3:16). Él proporcionó un Salvador, Jesucristo, que sufrió por nuestros pecados en el Jardín de Getsemaní y en la cruz, a fin de que pudiéramos ser perdonados cuando nos arrepintiéramos sinceramente (Libro de Mormón, Mosíah 4:6).

Cuando nos arrepentimos sinceramente, nosotros:

  • Confesamos el pecado a Dios y a las personas que hayamos ofendido al pecar. En el caso de pecados graves, se debe hacer la confesión a la autoridad del sacerdocio correspondiente.
  • Pedimos perdón a Dios y a las personas que hayamos ofendido.
  • Si es posible, reparamos el daño que hayamos hecho.
  • Abandonamos el pecado.
  • Nos esforzarnos por guardar los mandamientos.

El verdadero arrepentimiento nos trae paz y nos hace sentir que hemos sido perdonados. Dios nos ha prometido: “He aquí, quien se ha arrepentido de sus pecados es perdonado; y yo, el Señor, no los recuerdo más” (Doctrina y Convenios 58:42).

  • Todos los necesitamos para poder lograr llegar al reino celestial junto con nuestro padre celestial y poder vivir con él. Mostrar más

  • Si. yo se que Jesucristo es nuestra Salvador. Porque lo siento en mi vida y se que el Vive. Se que es el único enviado para ayudarnos a mostrar el camino de hallar la solución de nuestros problemas, porque todos de alguna forma hemos errado o pecado. El es el único que tiene el poder suficiente semejante a Dios el padre para poder soportar, entender y tomar los errores y sentimientos de nosotros de tal forma que solo la Fe que decidimos tenerle lo siente que el nos dará los medios y respuestas que buscamos para sobrellevar nuestras cargas y lograr felicidad de la forma correcta durante nuestras vidas. Mostrar más

  • Mediante la expiación de Jesucristo, y al seguir el proceso del arrepentimiento, podemos recibir el perdón de nuestros pecados. Ya que el Padre Celestial sabía que algunas veces tomaríamos malas decisiones, Él preparó la manera en que pudiéramos ser perdonados de nuestros pecados (Juan 3:16). Él proporcionó un Salvador, Jesucristo, que sufrió por nuestros pecados en el Jardín de Getsemaní y en la cruz, a fin de que pudiéramos ser perdonados cuando nos arrepintiéramos sinceramente (Libro de "Mormón, "Mosíah 4:6). Mostrar más

  • Claro que es nuestro Salvador desde el momento en el que se profetizo su nacimiento y su expiación, por medio de este preceso podemos recibir el perdón de nuestros pecados. a medida de que vamos creciendo nos vamos desarrollando y aveces tomamos malas decisiones o equivocaciones que perjudican nuestro futuro, sin embargo nuestro padre celestial en su infinita sabiduría el sabía que llegaríamos a este punto, el preparo una manera para poder obtener el perdon de nuestro pecados y así comenzar una y otra ves para que todo esto sucediera tubo que ofrecernos un Salvador que fue su hijo Jesucristo que pagará por todos nuestros errores y tragedias. Finalmente el salió sufriendo toda clases de dolores para que así obtuviéramos el perdón y un arrepentimiento sincero. Mostrar más

  • Nuestro padre celestial perdona aquel que en verdad se arrepiente de corason es por eso que el a mandado un salvador ala tierra para expiar nuestro pecados tenia que ser alguien tan perfecto que lo pudiera hacer y es nuestro salvador Jesucristo el hiso posible la expiación y es por eso que debemos demostrarle gratitud por lo que el a echo y la manera de hacerlo es obedeciendo las cosa que nuestro padre celestial nos manda.y es por eso que creemos en cristo profetisamo de cristo y nos regocijamos en su infinito y maravilloso amor. Mostrar más

  • Cada uno de nosotros hemos cometido errores los cuales nos traen sentimientos de culpabilidad y verguenza, ademas estos errores llamados pecados nos alejan de Dios y nos impiden entrar de nuevo en el reino de Dios. Nosotros solos no podiamos remediar esos errores sin ayuda, por eso Dios demostro su amor a todos sus hijos en un acto de humildad al enviar a su Unigenito a efectuar un sacrificio expiatorio que nos ayudara a limpiarnos de esos errores al pasar por un proceso de arrepentimiento, reconociendo a Jesucristo como nuestro unico Salvador y Mediador ante Dios. El proceso conlleva Confesar el pecado a Dios y a las personas que hayamos ofendido. Pedir perdon a Dios en una oracion sincera y a las personas ofendidas. Reparar el daño hasta donde sea posible. Abandonar el pecado. Esforzarnos por guardar los mandamientos. En Isaias 1:18 Dice "Venid ahora, dice Jehová, y razonemos juntos: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana" La promesa es que si nos arrepentimos seremos totalmente limpios de nuestros pecados, seremos personas nuevas y aun podremos heredar el reino de Dios en un futuro. Mostrar más

  • Mediante la expiación de Jesucristo, y al seguir el proceso del arrepentimiento, podemos recibir el perdón de nuestros pecados. Ya que el Padre Celestial sabía que algunas veces tomaríamos malas decisiones, Él preparó la manera en que pudiéramos ser perdonados de nuestros pecados (Juan 3:16). Él proporcionó un Salvador, Jesucristo, que sufrió por nuestros pecados en el Jardín de Getsemaní y en la cruz, a fin de que pudiéramos ser perdonados cuando nos arrepintiéramos sinceramente (Libro de Mormón, Mosíah 4:6). Mostrar más

  • Porque somos personas imperfectas que necesitan corregir sus errores y para eso necesitamos poder arrepentirnos y que nuestros pecados sean perdonados. Cuando nos arrepentimos realmente, queremos abandonar el pecado y nos esforzamos por guardar los mandamientos, obteniendo la paz que solo Dios da. Pero no es un arte de magia el hecho de que solo porque un salvador muere podemos arrepentirnos, sino que Dios es perfecto y por tanto, es justo y misericordioso en totalidad. Pero para ejercer misericordia sin robarle a la justicia, necesita de alguien que pague por nosotros. Cuando pecamos, nos endeudamos y no tenemos el dinero suficiente para pagarlo, sin embargo, una persona (Jesucristo) se ofreció para pagar en el Jetsemaní por todos los pecados del mundo. Y al arrepentirnos, utilizamos esa herramienta que nos ofreció. La justicia queda compensada con el pago de Jesucristo, quien fue limpio en su totalidad y la misericordia puede actuar cuando nosotros pedimos perdón. Mostrar más

  • Antes de nacer viviamos con Nuestro Padre Celestial, estabamos con El, y todo era lindo. Eramos instruidos por el y conviviamos unos con otros. Cuando se nos expuso el Plan que Nuestro Padre Celestial tenia para nosotros, nos alegramos mucho porque seriamos probados. Pero nadie dijo que seria facil, obviamente que estariamos sujetos a cuerpos hechos de la tierra, imperfectos y sujetos a las tentaciones. No era facil que si pecabamos, tuvieramos la oportunidad de volver a Dios. En su infinito amor y apego, Jesucristo se ofreció para pagar el precio por nuestros pecados, pero nosotros teniamos que hacer nuestra parte, teniamos que esforzarnos por vivir esta vida mortal de acuerdo a los mandamientos. Sin nuestro compromiso personal no podriamos lograrlo. Cuando vino al mundo, el Salvador nos dejo su ejemplo y su sacrificio; vencio la muerte fisica y la muerte espiritual. Se sacrifico a si mismo para que pudieramos tener la total capacidad de volver al Padre, y nos dejo las istrucciones claras y precisas en cuanto a como lograrlo. Jesucristo es nuestro Salvador y redentor, y la expiacion tiene efecto cuando nos arrepentimos sinceramente de nuestros pecados y nos esforzamos por seguir sus pasos en el diario vivir. Sin su sacrificio, no podriamos superar el pecado, nos mantendria permanentemente alejados de la oportunidad de volver con Dios. (1 Cor. 15:22-23) Al tener un arrepentimiento genuino y sincero, encontramos la paz que El promete en esta vida y la venidera. Mostrar más

  • Lo necesitamos porque nosotros somos imperfectos y no podemos salvarnos por nosotros mismos; veamoslo así, en el caso de "Superman" el puede ayudar y salvar a los humanos porque es más fuerte, tiene poderes especiales, posee mayor bondad, sabe volar, por ejemplo. Jesucristo es más que nuestro súper héroe, gracias a la Expiación (acción llena de amor, bondad y misericordia hacia nosotros) podemos ser perdonados a causa de nuestros pecados y entonces volver a ser dignos y así poder regresar a la Presencia del Padre Celestial. A este proceso de volver a ser dignos, se le conoce como el arrepentimiento, es gracias a ello que nos reconciliamos con Dios. Si nos reconciliamos con Dios volvemos a ser puros y dignos, a estar en la frecuencia correcta para vivir con él. Entonces si gracias al sacrificio de alguien podemos tener la oportunidad de reconciliarnos con Dios, de que nuestros pecados sean perdonados y aún de que podamos resucitar después de la muerte, entonces ¿acaso no, quien hizo todo eso por nosotros, merece el título de Salvador? Jesucristo nos ha salvado del poder de la muerte, él la venció, él resucitó, y además del poder del pecado, bajo el cuál si no hubiera una persona digna que nos ayudare, ninguno de nosotros ni aún el más fuerte o digno, podría salvarnos a todos. "Más él herido fue por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por sus heridas fuimos nosotros sanados" Isaías 53:5 Mostrar más

No hay resultados