mormon.org Global

¿Por qué los mormones efectúan bautismos por los muertos?

Respuesta oficial

El mismo Jesucristo, aunque libre de pecado, fue bautizado para cumplir toda justicia y mostrar a la humanidad el camino (véase Mateo 3:13-17; 2 Nefi 31:5-12). Vemos, que el bautismo es esencial para la salvación en el reino de Dios. Aprendemos en el Nuevo Testamento que en la época de Pablo se hacían bautismos por los muertos (véase 1 Corintios 15:29). Esta ordenanza se restauró junto con el establecimiento de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El profeta José Smith enseñó por primera vez acerca de la ordenanza del bautismo por los muertos durante un sermón en un funeral en agosto de 1840. Él leyó de 1 Corintios 15, incluso el versículo 29, y anunció que el Señor iba a permitir a los miembros de la Iglesia bautizarse a favor de amigos y familiares que habían salido de esta vida. Les dijo: “que el plan de salvación tenía por objeto salvar a todos los que estuvieran dispuestos a obedecer los requisitos de la ley de Dios” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 429).

Debido a que no todas las personas que han vivido sobre la tierra han tenido la oportunidad de ser bautizadas bajo la debida autoridad, se pueden efectuar bautismos vicarios, esto es que una persona que esté viva puede ser bautizada a favor de una persona fallecida. Los miembros de la Iglesia efectúan bautismos por los muertos en los templos de todo el mundo. A veces las personas se preguntan si en este proceso los restos mortales de un difunto sufren alguna perturbación, la respuesta es no. El representante vicario sólo usa el nombre del fallecido. Para evitar duplicación de labores, la Iglesia mantiene un registro de las personas muertas que han sido bautizadas. Algunas personas han pensado erróneamente que cuando se efectúan bautismos por los muertos, los nombres de estas personas se agregan a los registros de miembros de la Iglesia. Esto no es así.

  • Porque ellos no tuvieron la oportunidad de conocer la plenitud Evangelio y recibir esta ordenanza cuando vivieron, la cual es fundamental, junto con otras ordenanzas salvadoras, para regresar a la presencia de Dios y, recordemos que Dios no hace acepción de personas (Hechos 10:34). Mostrar más

  • El mismo Jesucristo, aunque libre de pecado, fue bautizado para cumplir toda justicia y mostrar a la humanidad el camino (véaseMateo 3:13-17; 2 Nefi 31:5-12). Vemos, que el bautismo es esencial para la salvación en el reino de Dios. Aprendemos en el Nuevo Testamento que en la época de Pablo se hacían bautismos por los muertos (véase 1 Corintios 15:29). Esta ordenanza se restauró junto con el establecimiento de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El profeta José Smith enseñó por primera vez acerca de la ordenanza del bautismo por los muertos durante un sermón en un funeral en agosto de 1840. Él leyó de 1 Corintios 15, incluso el versículo 29, y anunció que el Señor iba a permitir a los miembros de la Iglesia bautizarse a favor de amigos y familiares que habían salido de esta vida. Les dijo: “que el plan de salvación tenía por objeto salvar a todos los que estuvieran dispuestos a obedecer los requisitos de la ley de Dios” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 429). Mostrar más

  • porque no todas las personas tuvieron la oportunidad de escuchar el evangelio y no se pudieron bautizar y en las escrituras vemos que el bautismo es escencial para entrar en el reino de dios hoy en dia ya que el profeta jose smith restauro esta ordenanza y gracias a eso las personas que no tuvieron la oportunidad de bautizarse pueden hacerlo por medio de otra persona. Mostrar más

  • El mismo Jesucristo, aunque libre de pecado, fue bautizado para cumplir toda justicia y mostrar a la humanidad el camino (véase Mateo 3:13-17; 2 Nefi 31:5-12). Vemos, que el bautismo es esencial para la salvación en el reino de Dios. Aprendemos en el Nuevo Testamento que en la época de Pablo se hacían bautismos por los muertos (véase 1 Corintios 15:29). Esta ordenanza se restauró junto con el establecimiento de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El profeta José Smith enseñó por primera vez acerca de la ordenanza del bautismo por los muertos durante un sermón en un funeral en agosto de 1840. Él leyó de 1 Corintios 15, incluso el versículo 29, y anunció que el Señor iba a permitir a los miembros de la Iglesia bautizarse a favor de amigos y familiares que habían salido de esta vida. Les dijo: “que el plan de salvación tenía por objeto salvar a todos los que estuvieran dispuestos a obedecer los requisitos de la ley de Dios” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 429). Mostrar más

  • No hay otra manera de hacer Salvar al resto de la humanidad, que han muerto sin tener la oportunidad de conocer de Evangelio de Jesucristo. Mostrar más

  • Comparto mi testimonio con ustedes de que se que los bautismos por los muertos es una manera en que nosotros podemos ayudar a aquellas personas que ya fallecieron y se que alguien que posee la debida autoridad del sacerdocio de Dios realiza esta ordenanza y se por experiencia propia lo que se siente al ayudar a un familiar que ya falleció en especial un familiar tan cercano como lo es una madre, yo creci desde muy pequeño sin mi mama cuando yo tenia 8 años ella murio sin conocer el evangelio y se que por los bautismos por los muertos ellos pueden dar un gran paso hacia un lugar de paz, tranquilidad y gozo. Mostrar más

  • Todos los hijos de Dios que vengan a esta tierra tienen el derecho de recibir un bautismos, debido a que es un requisito para poder entrar al reino de los cielos. El bautismo se realiza cuando las personas tienen un testimonio de la expiación de Jesucristo y lo aceptan como su Salvador; sin embargo, no todas las personas han tenido la oportunidad de conocer el Evangelio en esta tierra, muchos han partido al mundo de los espíritus sin escuchar el Evangelio. Cuando escuchamos las enseñanzas del Evangelio somos libres de aceptar o no ser bautizados en la forma correcta: por inmersión y por la autoridad correcta: el sacerdocio otorgado al hombre. Al ser bautizados se nos perdonan todos los pecados, dejamos una vida pasada y nacemos a una nueva vida, donde nos esforzaremos por obedecer los mandamientos del Salvador. Las personas que no tuvieron oportunidad de conocer el Evangelio o aceptarlo en esta tierra y que han fallecido, tendrán la oportunidad en el mundo de los Espíritus de escuchar las enseñanzas del Evangelio y podrán decidir bautizarse; pero ellos ya no tienen un cuerpo de carne y huesos que les permita realizar esa ordenanza; por lo tanto es necesario que alguien en esta tierra realice ese bautismo a favor de él o ella; todos los espíritus tendrán esta oportunidad y podrán aceptar o no su bautismo, nosotros los vivos tenemos el privilegio y la obligación de realizar esta ordenanza del bautismo a favor de ellos, así como lo dice Malaquías en la última parte del Antiguo T Mostrar más

  • se efectúan bautismos por los muertos por que las personas que no recibieron un bautismo cuando tenían un cuerpo físico, se les da la oportunidad en el mundo de lo espíritus de arrepentirse y se les predica el evangelio, aquí en la tierra los miembros prestamos nuestros cuerpos físicos para que las personas que no lo recibieron tengan la oportunidad de recibirlo y así ellos eligen si lo aceptan o lo rechazan. Mostrar más

  • Toda persona tiene derecho a conocer el evangelio y a poder ser parte de este maravilloso plan. Es lo que nos diferencia de los demás. Mostrar más

  • El mismo Jesucristo, aunque libre de pecado, fue bautizado para cumplir toda justicia y mostrar a la humanidad el camino (véaseMateo 3:13-17; 2 Nefi 31:5-12). Vemos, que el bautismo es esencial para la salvación en el reino de Dios. Aprendemos en el Nuevo Testamento que en la época de Pablo se hacían bautismos por los muertos (véase 1 Corintios 15:29). Esta ordenanza se restauró junto con el establecimiento de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El profeta José Smith enseñó por primera vez acerca de la ordenanza del bautismo por los muertos durante un sermón en un funeral en agosto de 1840. Él leyó de 1 Corintios 15, incluso el versículo 29, y anunció que el Señor iba a permitir a los miembros de la Iglesia bautizarse a favor de amigos y familiares que habían salido de esta vida. Les dijo: “que el plan de salvación tenía por objeto salvar a todos los que estuvieran dispuestos a obedecer los requisitos de la ley de Dios” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 429). Debido a que no todas las personas que han vivido sobre la tierra han tenido la oportunidad de ser bautizadas bajo la debida autoridad, se pueden efectuar bautismos vicarios, esto es que una persona que esté viva puede ser bautizada a favor de una persona fallecida. Los miembros de la Iglesia efectúan bautismos por los muertos en los templos de todo el mundo. Mostrar más

No hay resultados