De 25 maneras, durante 25 días

Las enseñanzas de Jesucristo nos enseñan un modelo de servicio para nuestra vida. Pon en práctica estas 25 enseñanzas durante los 25 días previos a la Navidad para iluminar el mundo a tu alrededor.
“De gracia recibisteis, dad de gracia”.
“Tuve sed, y me disteis de beber”.
“Es lícito en los días de reposo hacer el bien”.
“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
“Honra a tu padre y a tu madre”.
“No juzguéis, para que no seáis juzgados”.
“Dejad a los niños venir a mí”.
“Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”.
“Estuve… enfermo, y me visitasteis”.
“Escudriñar las Escrituras”.
“Fui forastero, y me recogisteis”.
“Bienaventurados los que lloran”.
“Todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos”.
“Porque donde está vuestro tesoro, allí también estará vuestro corazón”.
“Bienaventurados los misericordiosos”.
“Estuve desnudo y me cubristeis”.
“Y he aquí, os reuniréis con frecuencia”.
“[Perdonad] a los hombres sus ofensas”.
“Gozaos y alegraos”.
“Mirad, y guardaos de toda avaricia, porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.
“Porque tuve hambre, y me disteis de comer”.
“Aquello que me habéis visto hacer, eso haréis vosotros”.
“Estuve en la cárcel, y vinisteis a mí”.
“Debéis velar y orar siempre”.
“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.