mormon.org Global
Elizabeth López: Hija del convenio, Misionera, Servicio, Amistad, Amor, Piano, Mormón.

Hola soy Elizabeth López

Acerca de mí

Estoy sirviendo actualmente en la Misión México Cancún, me gusta tocar el piano y bailar. Estudie año y medio la carrera de gastronomía.

Por qué soy mormón(a)

Yo nací dentro del evangelio y me ha ayudado a formar la persona que soy en dia. Mi testimonio no lo obtuve por mis padres, para obtenerlo leía mis escrituras y oraba al padre para saber si eran verdad. Las respuestas a mis oraciones casi nunca se contestaban rápido pero siempre eran respondidas a veces no de la manera que yo hubiera esperado. El evangelio ha bendicido mi vida y a la de mi familia

Historias personales

¿Recuerda algún desafío específico en su familia que pudieron superar gracias a los principios del Evangelio?

La separación de mis padres fue algo muy duro para mí. En ese tiempo tenía 14 años de edad, estudiaba la secundaria, tenía muchas pruebas a esa edad, mis amigos tomaban y fumaban pero nunca había aceptado hacer lo mismo que ellos. Recuerdo haber llorado muchas veces y también pensaba que el suicidio era la mejor opción. Ya no deseaba asistir a la iglesia por lo que los hermanos fueran a decir de la situación que estaba pasando mi familia. Estaba tan equivocada, cuando ya no podía mas y me preguntaba porque todo esto me había pasado, pensé recurrir de nuevo a mi Padre Celestial recuerdo que en el transcurso de mi oración comencé a sentirme mejor, me sentía muy aliviada y sabia que todo pasaría, que todo estaría bien. Nunca hice nada que me perjudicara en el transcurso de mis problemas siempre tenia en mente los principios que me habían enseñado desde mi niñez, sin ellos no quiero imaginarme que hubiera sido de mi en ese tiempo.

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio era la pianista, tocaba cada domingo los himnos de la iglesia. También fui la directora de himnos. Participaba felizmente en cada actividad que la iglesia organizaba para los jóvenes en las cuales pude tener amigos con los mismos principios que yo. Planifique con las jóvenes de mi barrio muchas actividades en las que prestábamos servicio con amor. En mi escuela trataba de ser una influencia positiva a mis amigos y que por medio de mi ejemplo conocieran la iglesia. Desde niña he estado en la iglesia y he disfrutado de el evangelio y sus bendiciones con mi familia.