mormon.org Global
Brenda: Venezuela, Mudanza, Mision, Peru, Cambios, Mormón.

Hola soy Brenda

Acerca de mí

Nací en caracas, capital de mi Venezuela, donde todos somos como hermanos y cuando el ambiente era tranquilo, feliz. Pero por problemas políticos y económicos, mi familia (padres, hermanos) y yo huimos de mi tierra buscando mayor seguridad y un nuevo porvenir. Llegamos a Perú gracias a la familia de mi padre (que nació aquí), y gracias a la Iglesia y a nuestro nuevo barrio, nos sentimos como en casa; todos, desde nuestro obispo hasta el niño mas pequeño nos daban el cariño y el consuelo que necesitamos en ese momento de grande cambio. Poco tiempo después, mientras nos comunicábamos con familiares y amigos de Venezuela, vimos las carencias y necesidades de nuestros hermanos y decidimos ayudarles a venir así fuera recibiéndolos en casa por un tiempo o dándoles comida... Eso hicimos con familiares y luego amigos que poco a poco, en estos tres años, han venido cada vez mas. Y ellos, así como nosotros, han ayudado a que sus familiares vengan y reciban una oportunidad de mejorar su situación saliendo de la crisis. Ahora mis padres y yo servimos en nuestros llamamientos y asesoramos a quienes necesiten información para ellos o sus hijos en este lugar. Y pronto iré a una misión en Honduras, para servir a mis hermanos allá así como a los de mi tierra amada Venezuela, y a los de mi segunda casa Perú. Esta soy yo, venezolana, peruana, mormona; lo sé, lo vivo y me encanta.

Por qué soy mormón(a)

Bueno, soy miembro de la Iglesia, o mormona, desde que tengo uso de razón. Mis padres se bautizaron a los catorce años en países diferentes y, luego de varios años, se conocieron en una misión. Tiempo después, ya en casa, retomaron contacto y en unos meses se casaron y sellaron el el templo. Yo soy la mayor de los cuatro hijos de esa familia. Como dije antes, toda mi vida estuve en Venezuela y al hacer un cambio tan grande como el de mudarme de país, me desconcertó un poco. Tuve ciertas dudas en cuanto a lo que el Señor quería de mi, pero con el tiempo y gracias a los misioneros de los barrios en los que estuve en Perú, pude aclararlos. Si, no soy perfecta y en un momento dudé de mi fe y testimonio, pero si alguno de ustedes siente eso ahora le recomiendo que lea el Libro de Mormón. Ese libro me ayudó a mi, y sé y también testifico que le ayudará a saber si esto que yo digo y lo que los misioneros o quien le hable de esta Iglesia, es verdadero. Lo se, y justo ahora me preparo para ir a una misión a compartirlo.

La manera en que vivo mi fe

Soy líder de música de la Primaria de mi barrio, y desde que tengo uso de razón estoy en música para niños, jóvenes o adultos. Participé incluso en coros, actividades y dedicación de un templo también. Siempre me ha llamado la atención la música, y procuro compartirlo también con los que están cerca de mi. Al visitar a las hermanas con mi compañera, incluso les hemos cantado, y la verdad que la música ayuda a que el ambiente y el animo de una persona mejore. No solo himnos de la Iglesia sino canciones con buena letra y buenos mensajes, influyen en las personas con las que he compartido. También ayudo en lo que me pidan mis lideres, ya sea de secretaria en las reuniones con los Jóvenes Adultos Solteros o hablar y ayudar a los jóvenes y/o niños.