mormon.org Global
Eric Levi Larraín Barra: Fútbol, Misionero, Familia, Jóven, Mormón.

Hola soy Eric Levi Larraín Barra

Acerca de mí

Me gusta mucho el deporte, en especial el fútbol, lo practico a diario; también me gusta jugar vídeo juegos con mis amigos, y divertirme con ellos, ya sea saliendo a algún parque de diversiones o comer. Conozco la Iglesia desde que yo nací, me bauticé a los 8 años de edad y tengo un testimonio fuerte de la iglesia. Terminé la enseñanza media, y me estoy preparando para servir una misión de tiempo completo, ya recibí mi llamamiento y he sido muy bendecido por tomar esa decisión, junto con mi familia. Soy mormón y soy feliz.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque sé que Dios vive y tiene un plan para nosotros, sé que el me ama y lo sé a través de la oración, gracias ala oración he hablado con Dios y él me escucha cada vez que me dirijo a él con fe y responde todas mis dudas todas estas cosas me las confirmó el espíritu santo, de verdad esta es la iglesia que Jesucristo estableció en la tierra, testifico que el libro de mormón es verdadero y que complementa a la biblia y juntos los dos libros hablan y testifican del mismo Dios viviente. Sé que Dios ha llamado profetas hoy, que ellos tiene el poder y la autoridad de obrar en el nombre de Dios, José Smith es el profeta de la restauración, sé que Dios a través del profeta José restauró nuevamente su evangelio en la tierra. Invito a todos que puedan escuchar a los misioneros, leer el libro de mormón y que pregunten directamente a Dios en el nombre de Jesucristo si estas cosas son verdaderas, solamente hay que tener fe y un corazón dispuesto.

La manera en que vivo mi fe

Dentro de la iglesia he tenido la oportunidad de trabajar con los hombres jóvenes de mi barrio, fue un trabajo muy lindo poder enseñarles a como vivir las normas del evangelio y sobre todo divertirme con ellos en las actividades que programamos, también ellos me ayudaron a mi a siempre tener ánimo para hacer las cosas. Ahora estoy trabajando con los misioneros de mi barrio, ayudando a la obra misional, he tenido la oportunidad de saber un poco de la vida que lleva un misionero, de como trabajan y ayudan alas personas a ser más felices, y conocer a Dios, es algo muy hermoso y realmente llena el corazón de alegría el poder ver como las personas mejoran sus vidas en base al evangelio que Dios tiene para nosotros.