mormon.org Global
Marcos: Fútbol, Musica, Converso, Mormón.

Hola soy Marcos

Acerca de mí

En 2016 termine la secundaria y actualmente me encuentro por servir una misión de tiempo completo. Me gustan los deportes, eh practicado, fútbol, voley, handball, basket, tenis y me gustaría practicar muchos mas. Eh practicado algunos instrumentos como la guitarra, teclado y batería, y me gustaría seguir aprendiendo a tocar otros instrumentos. Luego de la misión tengo pensado seguir alguna carrera, aunque hoy día no sabría cual elegir.

Por qué soy mormón(a)

En julio del 2012 fallecía mi abuelo paterno, un momento de tristeza para la familia que se reunió para darle el ultimo adiós y acompañar a mi abuela, su primer y única esposa. Durante la semana nos reunimos en su casa para darle compañía y apoyo, recuerdo que en un momento una de mis primas me pregunto si ¿quería ir ese domingo a para hacerle compañía a la abuela?, a lo que respondí que si, días atrás mi abuela me regalo unos zapatos que pertenecieron a mi abuelo que tenían muy poco uso, así que podía utilizar por primera vez esos zapatos. El día anterior, nos reunimos en casa de mi abuela con mis primas para ya el domingo ir todos juntos, al llegar a la capilla el domingo, sentí una sensación de paz y tranquilidad, la cual necesitaba en ese momento de pesar que estábamos pasando, con el correr de los minutos me encontraba con otros miembros que conocían a mi abuelo y me contaban lo que ellos vieron de el que tanto les agradaba. Me hablaban de la felicidad que el les transmitía, del buen ejemplo que el daba, de su manera de ser dentro y fuera de la iglesia, cada relato traía una sonrisa a mi rostro, antes de volver a casa charle con algún hermano que me puso la meta de volver al domingo siguiente, no estaba muy seguro pero dije que lo iba a intentar. A los pocos domingos mi abuela me pregunto si quería recibir las charlas de los misioneros, a lo que dije que si, pasaron la semanas y estaba listo para bautizarme, solo me faltaba recibir la autorización de mis padres, mi mama acepto pero mi papa me dijo que no, por que debía esperar a conocer mejor las cosas de la iglesia, en ese entonces mis papas eran inactivos, en ese momento me deprimí, sin embargo seguí asistiendo cada domingo esforzándome por ser ejemplo para mi familia para que me dejaran bautizar, y así llego el día en que me dieron la autorización luego de casi 7 meses asistiendo pude bautizarme, demostrándole a mi padre que esto es lo que quería, y con ello mi mama volvió a la iglesia y aún seguimos yendo.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente me encuentro desempeñando mi labor en el barrio como secretario auxiliar del mismo, es algo que realmente me gusto con el correr del tiempo ya que me dio otra perspectiva del manejo de la iglesia. Todos los domingos trato de llegar al menos 10min antes de comenzar la reunión para ver que la Santa Cena este preparada y que los jóvenes estén en sus lugares o si falta alguno, para pedirle algún hermano que nos pueda ayudar. Muchas veces me toco estar frente a hermanas mayores a las cuales les tenia que llevar algún mensaje, era difícil por que no sabia como expresarme, antes de llegar a las casas de las hermanas leía por ultima vez el mensaje esperando recordar todo lo que se había preparado, luego de orar y proceder a dar el mensaje, las palabras salían por si solas, como si no fuera yo el que diera ese mensaje, al final esas hermanas quedaban contentas y agradecidas de que el sacerdocio este en su hogar, ya que alguna de estas era viuda. A veces es difícil mantenerse firme en la iglesia debido a que somos propensos a caer y erra mas de una vez, sin embargo se que Dios nos ama y gracias a la Expiasion de Jesucristo podemos ser sanados de nuestros errores y seguir firmes hasta el final.