mormon.org Global
Verónica Zayas: Estudiante, Educación Especial, Solo, Puerto Rico, Cantar, Amor, Mormón.

Hola soy Verónica Zayas

Acerca de mí

Tengo muchos pasatiempos. Me encanta cantar. Estoy en un coro de voces y antes también tocaba en un coro de campanas. No soy profesional con el piano, pero me gusta practicar algunas piezas e himnos con él. También me gusta leer y escribir, y aunque no lo hago todo el tiempo, me gusta también dibujar. Actualmente estudio en la universidad para ser maestra de Educación Especial. Me siento tan bien cuando puedo ayudar a alguien (tenga necesidades especiales o no) a poder entender algo que probablemente antes no entendía. Igualmente me encanta estar con los niños y deseo poder utilizar mis talentos para facilitarles, de alguna manera, el proceso de aprendizaje y para poder hacer que eso sea algo divertido para ellos y que puedan disfrutar.

Por qué soy mormón(a)

Nací dentro de la Iglesia. Antes de que naciera, mis padres fueron los primeros en convertirse a la Iglesia, pero la razón por la cual soy mormona no es simplemento por eso, ni mi testimonio es el mismo que el de mis padres. Por medio de muchas experiencia, he podido llegar a saber por mí misma que esta es la Iglesia verdadera. A través de mi vida, he podido ver todas las bendiciones y todo el gozo que mi familia y yo hemos recibido por medio del evangelio de Jesucristo. Gracias a Su evangelio, he podido llegar a saber quién realmente soy, que yo también soy una hija de Dios y que Él me ama tanto que, aún siendo imperfecta, me ha dado a Su Hijo Unigénito, Jesucristo, quien es perfecto, para morir por mí y por todo la humanidad para poder proveernos la vía de regreso hacia Él y nuestro Padre Celestial en los cielos. El camino no es fácil, pero vale tanto la pena, y el Señor siempre estará a nuestro lado, aún cuando más solos nos sintamos y cuando más dificultades estemos pasando. Él lo pasó todo, y por medio de su Santo Espíritu, nos consuela perfectamente. Sé que Jesucristo es mi Salvador y Consolador y sé que Él me ama. Estoy eternamente agradecida por conocer Su evangelio y por estar pronto de servir una misión y darle esa misma oportunidad a otras personas de poder conocer el evangelio restaurado de Jesucristo y de poder recibir innumerables bendiciones en sus vidas.

Historias personales

Comparta sus sentimientos o testimonio sobre la restauración del Evangelio.

Cada vez que leo la Biblia y veo cómo las cosas que habían antes actualmente las tenemos, me regocijo tanto, porque me deja saber que esta realmente es la Iglesia verdadera de Jesucristo.

Tenga a bien compartir su testimonio o sentimientos sobre José Smith.

Algunas personas piensan que nosotros adoramos al Profeta José Smith, pero no es cierto. A quien único adoramos es al Padre Celestial, y solo a él le oramos en el nombre de Su Hijo Jesucristo. Lo que sí es cierto de José Smith es que lo honramos, lo que significa que le tenemos gran respeto y gran estima por todo lo que él hizo en la restauración de la Iglesia. Yo sé que él fue un hombre escogido por Dios para volver a establecer la misma Iglesia que Jesucristo fundó cuando estuvo aquí en la tierra, una Iglesia con doce apóstoles y con la autoridad del sacerdocio para efectuar obras maravillosas como el sanamiento de enfermos. Sé que él tradujo el Libro de Mormón, y que como único pudo hacerlo fue por medio de poder divino. Su familia era de bajos recursos; él no tenía educación suficiente para traducirlo, ni pudo haberlo hecho, escrito cosas tan hermosas, por su propia fuerza sino porque Dios le dio el poder para hacerlo. Sé que de la misma manera y por medio del mismo poder escribió muchas otras cosas preciosas y de gran valor para el hombre que se esfuerza por mejorar y acercarse más a Dios y a Su Hijo Jesucristo. Sé que José Smith murió como martir, como muchos otros profetas de la antigüedad, defendiendo lo que él sabía ser verdadero, y sé que actualmente se halla de regreso con nuestro Padre Celestial. Yo lo estimo mucho y estoy agradecida por todo lo que ha hecho, porque gracias a él puedo gozar de la plenitud del Evangelio de Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

Ahora mismo tengo un llamamiento en mi Iglesia que me da la oportunidad de trabajar con los niños que asisten a ella. Creo que es el mejor llamamiento del mundo, poder trabajar con ellos que son seres tan especiales. Así como con mis aspiraciones en la Educación Especial, trato de siempre utilizar mis talentos para ayudar a los niños a poder entender mejor la doctrina del evangelio de Jesucristo, para que puedan sentir más el amor de Dios en sus vidas y para que puedan saber quiénes realmente son; que son hijos de Dios y que son de gran valor para Él.