mormon.org Global
Ivana: familia, canciones, escrituras, paz, oración, misión, Mormón.

Hola soy Ivana

Acerca de mí

Soy una joven, soy la única hija mujer en mi familia y tengo dos excelentes hermanos. Me gusta nadar y jugar al volleyball. También me gusta cantar y escuchar música en inglés.Me estoy preparando para servir una misión en Chile por 18 meses, así que quiero dedicar todos mis esfuerzos a ayudar a Dios en Su obra de salvar almas.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona desde pequeña, mi familia siempre me ha llevado a la Iglesia y me ha ayudado a aprender sobre Jesucristo y a tener confianza en Él, pero en mi adolescencia he preguntado en oración a Dios si la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la iglesia verdadera de Cristo, y la respuesta llegó a través de sentimientos cálidos y tranquilizadores. A medida que leía las Escrituras y asistía a la Iglesia siempre sentía paz y felicidad, sentía que ese lugar era el correcto para mí y mi familia, entonces con el tiempo supe que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es verdadera, que Jesucristo dirige esta obra por medio de profetas videntes y reveladores, también tuve un testimonio personal de que José Smith fue un profeta de Dios y que él vio a Dios, el Padre y a Su Hijo Jesucristo y que ellos le dieron el poder para restaurar la Iglesia de Jesucristo en esta época. Este testimonio lo obtuve al leer el testimonio de José Smith que se encuentra en La Perla de Gran Precio, José Smith-Historia, y en algunas secciones de Doctrina y Convenios. Dios envió a Su Espíritu Santo para que él me testificara por medio de tranquilidad, paz y felicidad en mi mente y mi corazón sobre la veracidad de esta Iglesia.

La manera en que vivo mi fe

La fe en Dios impulsa a actuar, así que cuando estoy en casa con mi familia me esfuerzo por tratar con amor a mi familia y de pedir perdón cuando es necesario. Las enseñanzas de Jesucristo que encuentro en las escrituras y en las palabras de los profetas me ayudan a mejorar mi relación familiar. También los días domingos enseño canciones de la Iglesia a los niños de 3 a 11 años. Los niños, las demás maestras y yo aprendemos y repasamos las letras de las canciones de forma reverente y divertida. Las canciones influyen mucho en nuestros pensamientos y acciones, así que participar de buena música ayuda a tener más confianza en Dios.