mormon.org Global
Arianne Chilán: misión, primaria, chocolate, niños, música, Mormón.

Hola soy Arianne Chilán

Acerca de mí

Amo la música, leer y el chocolate caliente. Estoy estudiando medicina, y pronto saldré a predicar el evangelio. Soy la mayor de cuatro hermanos, y disfruto de poder ser líder en la Iglesia de dos de ellos. Me gusta poder comunicarme con las personas, por eso desde chica he estudiado varios idiomas, actualmente hablo Español (idioma natal), Francés, Italiano, Inglés y Portugués; mi meta es poder llegar a hablar 7. Amo viajar, conocer costumbres nuevas y saber de sus historias escondidas.

Por qué soy mormón(a)

Cuando era chiquita, quería ir a la Iglesia que iban mis abuelos y que me llevaban cuando iba a pasar las vacaciones en su casa. Un día le pedí a mi padre que lo hiciera, entre llantos y sonrisas el me dijo que iríamos el Domingo, y me contó que él ya era mormón pero que se había alejado hacía muchos años. Casi 14 años después, toda mi familia es miembro, yo estoy preparándome para servir en la misión que se me ha sido asignada dentro de un par de meses. Testifico de las bendiciones que obtenemos en el momento en que decidimos seguir a Cristo, mi vida cambió completamente aunque era una niña, pude ver el amor de mis padres incrementarse entre ellos, hacia mi y mis hermanos, pero sobretodo hacia nuestro Amoroso Padre Celestial y Su Hijo. Eso mis queridos hermanos, es una de las bendiciones y experiencias más lindas que he podido experimentar a lo largo de mi vida. Sé que Él nos conoce y nos ama, sigamos sus mandamientos, dejemos que la luz de Cristo ilumine nuestro camino y sé sin lugar a dudas que en el fin del mismo Él nos estará esperando con los brazos abiertos. En su nombre, Amén.

La manera en que vivo mi fe

Estoy tan agradecida de poder trabajar en Primaria, poder estar con los niños es gratificante y el ver como comparten su testimonio y crecen temporal y espiritualmente es aún más hermoso. Sé sin lugar a dudas que la mejor forma de criar a estos espíritus tan especiales es mediante el Evangelio. Escuchen a sus niños, ámenlos, déjenles compartir sus experiencias junto a sus testimonios y aprendan de ellos.