mormon.org Global
Luciano: Conversion, Adiccion, secretario, Testimonio, familia, eterno, Mormón.

Hola soy Luciano

Acerca de mí

Desde chico siempre me ha encantado ser activo en el baile, la música y los deportes. Creo que son algunas de las actividades diarias que me ayudan a divertirme y ser feliz. Soy el primer varón en una familia de 6 hermanos (2 varones y 4 mujeres) ademas de mis padres. Mi familia es la que llena mi vida y aun vivo con ella. Estudio Ingeniería Química y me encanta. Soy amigo, vecino e hijo; y actualmente me preparo para servir como misionero de tiempo completo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días desde chico. Mi madre ha inculcado el amor por el evangelio a sus hijos, incluyéndome, desde que tengo conciencia. A medida que crecía no le daba la importancia que se merecía a sus consejos y amonestaciones. Creía en Dios y le oraba, pero no conocía su poder y sus caminos. Poco a poco empece a alejarme de los mandamientos de Dios, sin saberlo. Esto ocurrió al empezar la juventud y hasta la mitad de la misma. Describiéndolo de una manera mas formal, iba en pos de placeres y gustos que no estaban de acuerdo con la voluntad de Dios, lo que me llevó a rebelarme contra su guía divina. Al pasar unos años me di cuenta al lugar que había llegado por mis propias decisiones. Me sentía solo, sentía un vacío dentro mio, y me sentía pobre. Durante ese tiempo que maduré y reflexione acerca de mis decisiones, observe a mi hermana menor. Al ver como era su vida, su felicidad y la forma en que ella era tan bendecida por guardar los mandamientos, me sentí frustrado. Quería tener lo que ella tenia, no sentirme infeliz ni desdichado, solo ni vació. Esa frustración se vio acompañada por el deseo de mejorar. El cambio fue difícil, hubo que hacer muchos sacrificios, pedir perdón por los muchos errores que había cometido y tratar de restaurarlos. Aprendí a guardar los mandamientos y conocí el poder redentor de Dios, la gracia de Jesucristo y la guia del Espiritu Santo.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente sirvo como secretario ejecutivo de los lideres eclesiásticos de la iglesia de Jesucristo mas cercana a la que asisto regularmente. El prestar este tipo de servicio me ha brindado la oportunidad de mejorar muchas habilidades en mi vida, como por ejemplo la organización, la responsabilidad, el cumplir lo que digo, entre otras. Al hacerlo no recibo ningún sueldo remunerativo sino solo las bendiciones que Dios cree que merezco recibir, pero créanme que son justo lo que necesito. He sido bendecido tanto temporal como espiritualmente y agradezco a Dios el haberme dado ese trabajo, porque si no, no hubiera sido la persona que Dios quiere que sea. Y el servir en una asignación o llamamiento en la iglesia nos da la oportunidad de mejorar la vida de los demás y la nuestra también.