mormon.org Global
Gabriela: Jóvenes, Converso, Mormón.

Hola soy Gabriela

Acerca de mí

Soy una amante de los libros y actividades como senderismo y me apasiona la natación y cantar (incluso aunque no sea tan buena) , espero entrar a la universidad y elegir una carrera que me permita interactuar con las personas y ayudarles en sus necesidades.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque el Evangelio de Jesucristo trae gozo a mi corazón, por mucho tiempo me sentía incompleta, temerosa, insegura y siempre buscaba sentirme cerca de Dios, pero sólo lo conocí mediante un par de misioneros y mi madre que me enseñaban del plan de salvación que Dios tiene para todos nosotros como hijos Suyos. Soy mormona porque ha sacado lo mejor de mí, descubrí que tengo un potencial para ayudar a otras personas y poder ser una bendición en sus vidas, así como los miembros han sido una bendición en la mía. Soy mormona porque puedo encontrar paz en mi corazón porque puedo alejarme del ruido que tiene el mundo y sé que Dios siempre está ahí para escucharme, no le tengo miedo al futuro, lo enfrento con valor y todas mis preguntas sobre la vida se responden con el evangelio verdadero que se encuentra en la iglesia, soy mormona porque espero que mis hijos crezcan dentro de esta iglesia que les da maravillosas oportunidades y ayuda a cultivar sus valores como personas e Hijos de Dios, sé que hay muchas influencias alrededor pero las enseñanzas de la iglesia los ayudarán a ser fuertes y resistirlas para convertirse en hombres y mujeres de bien, además sé que podré tenerlos a ellos y mi futuro esposo por toda la eternidad gracias a el plan que tiene el Padre para nosotros, soy mormona porque sé que Dios nos ama y Jesucristo vino al mundo a expiar nuestros pecados y mostrarnos el ejemplo, sé que las verdades han sido restauradas en estos últimos días y que no estamos solos en el mundo, soy mormona porque no he encontrado verdadera felicidad en otro lugar, soy mormona porque soy feliz siendo mormona.

La manera en que vivo mi fe

He sido una miembro activa desde que me bauticé, sin embargo los últimos dos años he trabajado especialmente con los jóvenes y jovencitas,, dándoles clases acerca del Evangelio, realizamos actividades durante la semana, no necesariamente religiosas pero siempre iniciando con oración para que puedan reunirse, divertirse y aprender algo nuevo en muchas ocasiones, hemos tenido altas y bajas con los jóvenes pero es un gozo cuando pueden compartir sus sentimientos acerca de Cristo y como mejoran sus vidas aplicando las enseñanzas. mi corazón se llena cuando muchas veces no recuerdo todo lo que les dije en las clases y ellos llegan un día y dicen "hice caso al consejo que nos enseñaste/ apliqué algo de las escrituras que mencionaste..." sé que están aprendiendo y deseando seguir a Jesucristo, los jóvenes son mi adoración y me encanta ver su progreso y como se alejan de las malas influencias que el mundo tiene a su alrededor.