mormon.org Global
Andrea Gálvez: Mormón.

Hola soy Andrea Gálvez

Acerca de mí

Soy la tercera de tres hermanos, dos hermanos mayores y una hermana menor y tengo dos padres que sé que me aman y me han criado con todo lo mejor que han podido darme y amo yo también los amo y a toda mi familia también, amo dibujar y pronto serviré una misión de tiempo completo en el país de México Guadalajara por 18 meses y sé que será una de las mejores experiencias de mi vida.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque sé que este es el único evangelio verdadero en esta tierra y lo sé porque lo he sentido y vivido y porque es el único evangelio que tiene la debida autoridad para hacer convenios con el señor, porque es dirigido por él y por su hijo Jesucristo, porque he podido sentir su espíritu y porque por medio de cada programa, enseñanza o persona que he conocido dentro de este evangelio me ha hecho sentir el amor de Dios y sé que debemos tener una guía así como en la antigüedad la tenían por medio de profetas inspirados por Dios y el profeta Joseph Smith restauro esta iglesia con la guía y autoridad que recibió del señor y en la actualidad también tenemos uno que nos guía para hacer la voluntad del señor y sé que sus palabras son inspiradas por Dios. Por eso soy mormona, porque creo en cada uno de estos principios que se nos enseñan en este evangelio y amo a mi Padre Celestial y a Jesucristo y quiero volver a vivir con ellos.

La manera en que vivo mi fe

He podido servir a jóvenes como líder en charlas y campamentos enseñandoles acerca de nuestro salvador Jesucristo, de su vida y de como él es el mejor ejemplo que podemos tener para nuestra vida, también he enseñado a niños acerca de los principios que tenemos en este evangelio y acerca de que existe un Dios que es nuestro padre celestial y que él nos ama. Las mejores experiencias que he tenido en mi vida han sido relacionadas con este evangelio haciendo visitas a hermanas que también son miembros y prestando servicio a quienes lo necesiten para esto se hacen actividades como ir a asilos o a hospitales para servir a las personas desamparadas o de bajos recursos, siempre tenemos oportunidad de servir en este evangelio y el señor siempre nos bendice por hacerlo y así aprendemos a amar a los demás a la manera en que el señor desea que lo hagamos.