mormon.org Global
Lyn Valencia: lyn valencia, Una madre de fè, Mormón.

Hola soy Lyn Valencia

Acerca de mí

Nacì y crecì en la Ciudad de Merida, gracias a mi abuela materna, conocimos el evangelio, ella era mormona, y nos bautizamos, actualmente tengo siete hijos, los cuales he crecido sola, soy mama soltera, la iglesia me ayudo con los sabios consejos de mis lideres a crecer a mis hijos todos estos años, me gusta la musica,la jardineria, la medicina natural y estoy iniciando un pequeño negocio de aromaterapia, los cursos de autosuficiencia me enseñaron a manejar bien los pocos recursos que tenia, fue un camino largo y dificil el que he recorrido con mis hijos pero estoy muy agradecida con mi padre celestial por que me ha colmado de bendiciones, y ayudado en este proceso, poco a poco fui creando medicinas naturales las cuales me ayudaron a tener mejores ingresos, y a ir progresando, ahora incursiono en el area de aromaterapia mi gusto por los aromas me llevo a estudiar con mi abuelita, todos sus conocimientos de las flores y los efectos beneficiosos que causan, en las personas, ella siempre me decia, hija aprende bien mis secretos de las plantas un dia tendras hijos y no podras salir de casa y con estos conocimientos podras trabajar en tu hogar y ser autosuficiiente,mi abuelita tenia mucha razòn, aun estoy empezando este negocio pero tengo toda la fe en que sera un exito y un gran legado para mis hijos. en los tiempos de prueba siempre acudo al templo se que el señor escucha nuestras oraciones, y ahi encuentro respuestas. amo ser mormona.

Por qué soy mormón(a)

nuestro padre celestial nos ha mostrado siempre que este es el camino verdadero, amo nuestros valores, nuestros convenios, y mi amado templo, creo firmemente que esta es la iglesia vedadera.

Historias personales

Piense en sus actividades cotidianas. ¿Qué cosas hace cada día en las que no puede ver el resultado final? ¿En qué forma la fe le mueve a actuar?

Recuerdo mucho la historia de job, asi comol a vida de el, la nuestra fue parecida, pero en cada prueba mis hijos y yo nos arrodillabamos, y orabamos pidiendo direccion a nuestro padre celestial, recuerdo bien un dia en el que el cancer se presento en mi vida y mi hijo el mas pequeño aun tenia meses, todos eran muy pequeños y yo estaba en la cama de un hospital muy delicada en estado grave, habia perdido mucha sangre y los medicos no me daban ninguna esperanza de vida, recuerdo que lo unico que queria era ver a mis hijos no queria morir en una cama fria del hospital sin verlos antes y cerre los ojos, y ore a mi padre celestial y dije: amoroso padrecelestial, solo tu sabes mis tiempos si ahora debo ir ante tu prescencia permiteme ver antes a mis hijos, despedirme de ellos, en tus manos pongo mi vda y mis hijos hagase tu voluntad. en ese momento al abrirlos ojos, una señorita se me acerco, y me dijo, Dios le ama, ya tenemos al medico que le atendera, ya esta listo el quirofano aun no es su tiempo, y me llevaron al quirofano ..el cuarto estaba lleno de medicos, y me durmieron, no recuerdo nada de ese lapso de tiempo, cuando desperte,y me vi en la camilla en recuperacion y volvi a nacer de nuevo, mis hijos dicen que tarde siete dias en el hospital porque no regresaba de la anestesia, el llegar a casa y ver sus hermosas caritas sonrientes me lleno de alegria y y les enseñe el amor y misericordia de nuestro amado padre celestial, hoy se que nuestro padre escucha nuestras oraciones, se que nunca nos abandona, aun cuando todo parezca no tener sentido o solucion el esta ahi, tan solo debemos confiar en el en su infinito amor que tuvo al mandarnos al su hijo nuestro amado jesucristo, hace ocho años que nuestro padre celestial me sano y vivo con un gran amor y agradeciemiento a el y no tengo duda que esta es la iglesia verdadera.las hermanas me ayudaron durante mi recuperacion, y al dia siguiente que sali delhospital ya estaba dando mi testimonio en la iglesia.

La manera en que vivo mi fe

Vengo de una familia de fe, mi familia ha tenido muchas pruebas a lo largo de su vida, pero siempre ante cada situaciòn poniamos todo en oraciòn, y confiabamos en el padre como hasta el dia de hoy y el siempre contestaba nuestras oraciones, como hasta hoy aun ahora que me toca a mi ser el pilar de mis hijos, mantenemos esa tradiciòn, ese gran amor a nuestro padre celestial, la oraciòn ha sido una torre de fortaleza para nosostros, el templo es para mi y mis hijos un pedacito de cielo, me gusta servir a los demàs a donde quiera que voy, las noches de hogar y estudiar las escrituras con mis hijos, nos han fortalecido mucho y en otras ocasiones nos han reconfortado, al asistir al templo encontre respuesta y solucion a cada reto que se nos presentaba.es como estar en un pedacito de cielo con nuestro padre.el tiempo no se siente cuando estoy ahi.