mormon.org Global
Daniela Ruiz León: testimonio, misionera, músico, jovencita, fotografia, Mormón.

Hola soy Daniela Ruiz León

Acerca de mí

Somos 5 miembros en mi familia, tengo dos hermanos menores, soy la mayor y única mujer. Tengo 19 años de edad. Hace 2 años aprendí a tocar flauta traversa, me encanta la música, creo que es uno de los dones más bonitos que Dios nos ha podido dar. Para mí, la fotografía es un arte, ya que requiere paciencia y técnica para capturar el momento preciso, además es la forma que uno tiene de detener el tiempo en una imagen, creo que no me dedicaría totalmente a esto, pero sí puedo verlo como un pasatiempo que me gusta mucho y que puedo verle la belleza que esconde.

Por qué soy mormón(a)

Yo he tenido la bendición de haber nacido en el Evangelio, he sido miembro desde siempre, oficialmente, desde que me bauticé y confirmé a los 8 años. Como todos, he tenido dudas, de saber si estoy en la verdad o de que si existe la "verdad" religiosa, a pesar de que mis padres desde niña me han criado con las enseñanzas del Evangelio, tuve dudas, temor y confusión. Siempre creí que la iglesia mormona era "la verdadera", hasta que me sentí como José Smith. Más o menos a los 13 años, comencé a inquietarme por el hecho de pensar que toda mi vida había sido engañada, pensaba "¿realmente será verdad que ésta es la iglesia de Jesucristo? ¿por qué ésta lo sería? ¿qué es lo que tiene de diferente o especial? ¿cómo saberlo?" me preguntaba a mí misma. Siempre fui obediente a las normas que se nos enseñaban y enseñan actualmente en la iglesia mormona, nunca me revelé ni me inactivé o algo por el estilo, si bien no soy perfecta y nunca lo fui, ni nunca lo seré en este vida, era obediente, simplemente tenia dudas, pero quería saber por mí misma. No tuve mi testimonio en un día, requirió tiempo y paciencia, estudio y oración sinceros. De a poco, el Señor ha sabido cómo testificarle a mi corazón de que estoy en Su Verdad, por medio del Espíritu Santo que "habla paz a mi mente, en cuánto al asunto". Puedo sentir la armonía con la que fueron escritas Sus Santas Escrituras, sé que la Biblia y el Libro de Mormón testifican de Jesucristo y de Su Evangelio. Sé que soy Hija de un Padre Celestial que me ama y yo le amo a Él. Él conoce nuestro corazón y contesta las oraciones sinceras, a SU TIEMPO! Hoy yo tengo 19 años, no sé todas las cosas, pero creó en Cristo y que Él dio Su vida preciada por mí y por toda la humanidad, y que las escrituras son Su palabra. Daré 18 meses de mi vida, de mi juventud, de mi tiempo a consagrarme a Él, he sido llamada a servir en una misión de tiempo completo, y testificaré de estas cosas con todo mi corazón en Perú Lima Oeste!

La manera en que vivo mi fe

A veces siento que no aporto o que no ayudo mucho en mi barrio, ya que no tengo ninguna asignación o llamamiento, no soy líder ni maestra o presidenta de alguna clase, entonces, no soy yo la que organiza actividades, pero he podido darme cuenta que soy muy sociable, alegre y servicial, me puse la meta de siempre sonreir y saludar a cada hermano e investigador que se me pone en mi camino, o al menos a los que pueda, porque mi barrio es muy grande y no puedo saludar a cada una de las personas, o me tomaría todo el día. Me di cuenta que un saludo y una sonrisa, puede ser un acto de amor y servicio a las personas, porque yo no sé qué problemas estén viviendo y vayan a la iglesia a olvidar por un momento su situación, y el sonreír y abrazarlos con sincero cariño, puede animarlos, la verdad, yo me siento útil al hacerlo, y sé que mi Padre Celestial se complace con mi meta, porque es sincera y de corazón, y aunque sea algo muy simple y sencillo lo que hago, creo que en la frase que dice: "de cosas pequeñas proceden grandes".