mormon.org Global
Caleb Daniel Aves: arte, ciencia ficcion, canto, musica, misioneros, Mormón.

Hola soy Caleb Daniel Aves

Acerca de mí

Soy un estudiante del profesorado de artes del fuego. Amo crear cosas y desde pequeño tenia el sueño de ser un gran inventor. Tengo muchas ideas todo el tiempo y descubrí que crear esculturas con cerámica es algo gratificante y que asombra constantemente. Al trabajar con la pasta cerámica uno puede pensar en que Dios nos creó de la materia y que esa materia se encuentra en todos lados. Que la materia no se puede crear pero si se puede transformar y al entender esto nosotros podemos vernos como este material transformable durante todo el proceso de la vida y que Dios es el gran alfarero. Nosotros debemos dejarnos transformar por Él y llegar a ser una preciosa pieza de todas sus creaciones. He servido una misión honorable en Perú, lo que me permitió conocer miles de personas en diferentes situaciones y a entender que es lo que quiero en mi vida y como puedo ayudar a los demás. soy un joven al que le gusta soñar y aprender. Me interesan los documentales y las historias de los que me rodean y trato de aprender de todas las fuentes de conocimiento que me rodean. La fe es lo que me ayuda a superarme cada día y a levantarme cada vez que caigo. Y estoy agradecido al evangelio restaurado por mostrarme el camino que debo seguir a pesar de las dificultades que en la vida se nos presentan.

Por qué soy mormón(a)

Algo interesante de la vida es comprender que todos somos pasajeros en esta gran nave la cual llamamos Tierra. Al entender esto necesitamos creer que debemos ayudarnos para que este viaje sea el mas placentero y el de menos sufrimiento. El evangelio de Cristo no ofrece la felicidad instantánea o el bienestar general asegurado, pero si ofrece una guía segura para vivir bien durante este viaje si es que hacemos un esfuerzo. Tanto mis abuelos como mis padres recibieron las charlas de parte de los misioneros. Mis padres se conocieron desde muy jóvenes y mi madre siguió asistiendo a la iglesia de vez en cuando. Fui creciendo en mi mas tierna niñez sin conocer nada de la iglesia pero aprendiendo principios correctos dentro del ambiente familiar. En mi juventud siempre me hacia muchas preguntas pero nunca encontraba una explicación concreta y que unificara las teorías y los conocimientos de la humanidad y las creencias religiosas. Esto me hizo meditar reiteradas veces en querer saber cual era la necesidad de vivir esta vida y que propósito tendría el hacerlo. Teniendo conocimiento del evangelio de Jesucristo lo puse a prueba. Pregunte a Dios cual seria la verdad de todas las cosas y no recibí la visita de ángeles ni señales especiales, pero si sentí firme y claro en mi mente que tenia que estar tranquilo y ser paciente, que poco a poco iría recibiendo respuestas a mis dudas. Ahora no se todas las cosas, pero todas las cosas que sé las fui aprendiendo por experiencias tanto difíciles como hermosas. Yo conozco la manera en que Dios se comunica conmigo y se que con cada persona puede ser diferente. Para llegar a tener esa relación con mi Padre Celestial tuve que poner a prueba principios que yo no podía concebir como reales, pero aquí estoy, sin poder negar algo que cambio mi vida y algo que comparto y testifico de que se que es real. Un principio que invito a todos a poner en practica es que aquel que busca la luz recibe luz y el que recibe la luz recibe aun mas luz.

La manera en que vivo mi fe

Participo en el coro del barrio y del coro de la estaca porque me gusta cantar. Soy líder misional del barrio en el que asisto y lo que hago es hacer actividades para que el barrio tenga el mismo espíritu misional que tienen los jóvenes misioneros al predicar el evangelio. También soy especialista en historia familiar y templos y ayudo a las personas a encontrar a sus antepasados y a hacer sus arboles genealógicos. La experiencia de servir en la iglesia es hermosa. Si bien hay veces que es algo agotador, se puede sentir sinceramente el espíritu impulsándolo a uno a seguir ayudando y sirviendo.