mormon.org Global
María Fernanda: Mormón.

Hola soy María Fernanda

Acerca de mí

Crecí en una pequeña ciudad junto a mis padres, mi abuela materna, un tío y mis hermanos. Gracias a mi tío, hoy día mi mamá, mis hermanas y yo somos miembros de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días. Crecí y aprendí el evangelio siendo parte de una pequeña rama en mi ciudad.

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días porque se que es la iglesia verdadera. Porque con el pasar de los años, con algunas batallas ganadas y muchos tropiezos pude entender y sentir que no hay mayor gozo que conocer a Jesucristo y vivir Su evangelio. Sin duda, es un evangelio de felicidad, donde todos somos partes importante. Se que la vida no es color de rosa, pero gracias al evangelio tengo la confianza de que mis dificultades son para mi progreso eterno, que no estoy sola para sobrellevarlas, y que si me caigo puedo volver a empezar de nuevo.

Historias personales

¿Podría hablar sobre las misiones de la Iglesia y su participación en ellas?

Actualmente me estoy preparando para servir como misionera de tiempo completo, en menos de un mes voy a ir a otro país para dedicarme pura y exclusivamente, durante 18 meses a predicar el evangelio a quienes deseen escucharlo. Es una decisión propia, por mi voluntad y deseo. Mi familia va a ayudarme durante ese periodo a mantenerme económicamente. Esta es una oportunidad enorme para mi, poder dejar todo para servir plenamente a Dios. Cuando uno conoce o aprende algo que es bueno y cree que le ayuda a ser mejor, desea compartirlo con su familia, amigos, conocidos. Lo mismo sucede con el evangelio de Cristo, cuando uno experimenta lo que es aprender del evangelio y ve todos los cambios que produce en su vida, desea que todos aquellos a quienes aprecia tengan lo mismo que ud. Por esta razón decidí servir una misión, porque se lo importante y valioso que es conocer estas cosas y espero poder ayudar a otros a sentir la misma felicidad que siento al vivirlo.

La manera en que vivo mi fe

A los 19 años, me fui a una ciudad mucho mas grande para estudiar. Ahí participe como maestra de valientes y directora de música en la primaria del barrio en el que asistía. Antes de esto solía decir que los niños no eran lo mio, y que jamas lo serian, pero... al compartir todo un año junto a los niño de la primaria fui viendo como el Señor puso su mano, entre ellos y yo para forjar lazos que nos ayudarían a entendernos. Cada uno de ellos tenia una situación distinta a la de otro, alguna mas adversas que otras, y me causaba admiración ver como a pesar de todas sus vivencias, muchas de las cuales no eran responsables, seguían confiando, seguían creyendo, seguían intentando ser el cambio en sus familias, seguían de pies cada domingo. Aveces no sabemos por qué suceden muchas cosas, pero estoy segura que todo tiene una causa, esos niños me ayudaron a ser mas humilde, a quejarme menos y ayudar mas, a tener compasión en vez de juzgar y sobre todo a amar sin siquiera conocerles.