mormon.org Global
Cinthya: familia, testimonio, universidad, Mormón.

Hola soy Cinthya

Acerca de mí

Hola! soy Cinthya tengo 22 años y acabo de graduarme de la universidad, y estoy a punto de servir una misión de tiempo completo en Argentina, me siento feliz completamente feliz por el privilegio que me ha concedido el Señor de poder servirle, quiero conocer más a mi Salvador y a mí misma también; por ahora estoy preparándome para servir :D mi familia y mis amigos me han apoyado en todo momento, son los mejores! hacemos noches de hogar y disfrutamos del fútbol, aunque yo no juego verlos felices me hace feliz a mi :) mi hermano está ahora en la misión y él es un gran ejemplo para mí, cada lunes hablamos y viendo sus fotos y cartas me enamoro más de esta obra maravillosa. Me encanta coninar! y comer porsupuesto jaja y podría decir que ese es uno de mis pasatiempos, el canto es otra de mis pasiones en mi tiempo libre, y escuchar música me ayuda a afinarme un poco más, pero más me ayuda escuchar y repasar los himnos de la iglesia, son perfectos para educar la voz y el alma :D Me he unido muchísimo a mi familia y eso me hace sentir bendecida y agradecida con mi Padre Celestial, porque así he sentido su amor y su mano en mi vida y mi familia. En resumen, soy miembro de la iglesia de Jesucristo y soy FELIZ!!! Cinthya :)

Por qué soy mormón(a)

Bueno, quisiera compartir mi experiencia respecto a mi conversión: Nací dentro de un matrimonio que ya tenía establecida la fe mormona, mi mami y mi papi fueron misioneros, entonces eso fue lo que siempre vi y viví a lo largo de mi corta vida aún jaja. Cuando tuve 6 años mi papi murió y nos quedamos solo mi mami, mis tres hermanos y yo, entonces desde muy pequeña sentí el amor de Dios al estar siempre pendiente de lo que necesitáramos, vi muchísimos milagros. Mi mami se esforzó muchísimo para que fuéramos a la iglesia y nos acerquemos a Dios, por eso durante toda mi vida participé activamente de las reuniones y actividades de mi barrio, viajaba al templo que quedaba muy lejos de donde vivía en ese entonces; Sin embargo, aún no tenía un testimonio propio de que esta fuera la Iglesia de Jesucristo, por lo tanto, empecé a ora a mi Padre Celestial en busca de ayuda, ya que sabía que era el Único que no me mentiría. Entonces en una conferencia general de la iglesia escuché muy detenidamente el discurso de un Apóstol del Señor, en el cual mencionaba algunos consejos para poder obtener un testimonio propio de la Iglesia, entonces bueno eso era lo que yo estaba pidiendo al Padre en oración, y después de que salí de la conferencia supe que tenía que empezar a hacerlo ya! Y si lo hice con toda la intensión de buscar y encontrar la verdad, más, hubieron ocasiones donde no sentía nada, simplemente estaba ahí tratando de recibir una respuesta, hasta que un día después de haber terminado de leer el Libro de Mormón, pedí a Dios con toda la energía de mi corazón que por favor me indique si está es su Iglesia, si es verdad todo lo que enseñan, y empecé a llorar porque ciertamente el deseo de mi corazón era saberlo y así poder dedicar el resto de mi vida a esta gran obra. Poco después de terminar mi oración sentí mucha paz, sentí su amor y sentí que me decía que esta sí es su Iglesia. Cuanta paz sentí de saber por mi misma que esto es verdad! desde entonces, mi deseo es servirle :D!

La manera en que vivo mi fe

Ahora, soy maestra del cuarto domingo del mes para las mujeres adultas de mi barrio, y es un reto para mi! pero me encanta porque ellas aprenden de mi y yo de ellas, percibo mucho su amor y ganas de ayudarme en cada clase y para que podamos aprender mediante el Espíritu Santo. Fui consejera de un programa para la juventud, que fue orientado a que jóvenes de 14 a 17 años puedan conocer más a Jesucristo, y hacer algo por Él y amarle, tuve un grupo de jóvenes de 16 y 17 años y fue una experiencia copletamente enriquecedora espiritual y temporalmente, conocí amigos increíbles, maravillosos, llenos de energía y ganas de vivir la vida al máximo. Una experiencia que atesoro en mi corazón y que me llena cada que la recuerdo. Seguimos en contacto con todos! son mis amigos y los amo!! ahora ellos están sirviendo en misiones al rededor del mundo y otras de mis jóvenes están estudiando la universidad, los veo como unas joyas hermosas y con muchísimo potencial y testifico que Jesucristo les ama y está pendiente de ellos y de todos sus hijos.