mormon.org Global
Manuel A. Miranda: Mormón.

Hola soy Manuel A. Miranda

Acerca de mí

Abogado, blogger

Por qué soy mormón(a)

Es la iglesia verdadera, restaurada en plenitud. Por ello no ocultamos nada, todos nuestros conocimientos están disponibles para el desarrollo material y espiritual de cada uno de los miembros. Como Iglesia Verdadera tenemos Profeta, apóstoles, patriarcas, obispos, maestros, setentas que nos dirigen y guían. Tal como en la Iglesia primitiva tenemos templos, realizamos convenios eternos y muy en especial la Obra Vicaria por nuestros antepasados y amigos. En nuestra Iglesia, cada centavo provenientes de diezmos y ofrendas son reciprocados en material didáctico, templos, capillas, centros de reuniones y gastos diversos. Somos una IGLESIA VIVA guiada por revelación.

La manera en que vivo mi fe

Doy lo mejor de mí en los llamamientos y asignaciones. En este momento soy Presidente de Escuela Dominical en Barrio Fundemos de Maturín, donde comparto con excelentes hermanos, pero dadas ciertas coyunturas, enfrentamos muchos desafíos, porque muchos se nos han ido buscando mejor destino, lo que hace que la Obra la estemos realizando con grandes sacrificios. Esto nos obliga a "extendernos" en nuestras responsabilidades asumiendo de maestro, bibliotecario, "autoconsejero" y "de ñapa" asumir temporalmente como "asignación" otras funciones que quedan "vacantes". También tenemos insuficiencia de misioneros, lo que hace que incrementemos los intercambios. Todo eso es muy bueno por el lado individual, ya que estamos atesorando muchos muchos tesoros en el Cielo, pero en general, nos preocupa porque nos impide desarrollar plenamente nuestro propio llamamiento. Nuestra Iglesia Restaurada es como un "reloj suizo" donde cada pieza, cada engranaje debe operar adecuadamente para dar la hora exacta, pero cuando tenemos esas dificultades, podemos seguir dando la hora, pero no con la exactitud, certeza y confiabilidad necesaria.