mormon.org Global
Jeniffer Dávila: Jp, estudiante, converso, Mormón.

Hola soy Jeniffer Dávila

Acerca de mí

Hola, soy estudiante Universitaria en Enfermería UANL. Me encantan los sur-coreanos, Kpop, Anime, Cantar, Bailar. He tenido la oportunidad de ver desde el nacimiento de una bebé, hasta la muerte de una persona, amo enfemería y el ayudar a las personas.

Por qué soy mormón(a)

Yo me bauticé a la edad de 8 años, en el 2005, prácticamente he crecido dentro de la Iglesia. Sin embargo, soy conversa. Fuí adoptada apróximadamente a la edad de 7 años junto con mi hermano que tenía 6 años (solo le llevo 1 año). Mis padres ya tenían una hija de 14 años, pero querían tener más hijos, ya que mi mamá tuvo problemas para embarazarse y perdió 2 hijos anteriores a mi hermana, asi que juntos tomaron la desición y llegamos a la familia que ya era Mormona. A pesar de ello, iba a la Iglesia con mi Familia siempre, cada Domingo y para mi era normal hasta que, es verdad cuando dicen que aunque pases una situación así (estar dentro de la Iglesia desde pequeño), al final debes obtener tu propio testimonio. Pude obtener mi propio Testimonio a la edad de 14 años, gracias a un programa que se hizo por primera vez en México llamado "EFY" en el 2011, donde viví experiencias con jóvenes desde los 14-18 años de edad y consejeros que nos cuidaban de 19 años (mujeres) y ex-misioneros (hombres), así como matrimonios encargados de cada uno de los que participamos. El programa duró 1 semana lejos de casa, fue en el Manzano en Monterrey. Tuve experiencias que no puedo olvidar: 1. Uno de los días en que nos prepararíamos para crear una porra al equipo llamado "ABRANY" estaba súper nublado y chispeaba poco, los líderes estaban preocupados y todos, ya que si llovía no podríamos estar al aire libre (que era más grande) para presentar la porras, así que de inmediato cada compañia empezabamos a orar para que el día pudiera mejorar y saliera sol, para poder seguir divirtiendonos y aprendiendo. Enseguida pasó el tiempo, y recuerdo que casi nadie notó el cambio...cuando casi empezaban las porras un compañero miio nos lo recordó, así que estabamos muy agradecidos y contentos, ya había salido el sol y como si nada el clima había cambiado. 2. Recuerdo el día de testimonios, fue especial, el espíritu estuvo ahí todo el tiempo.

La manera en que vivo mi fe

En la Iglesia, tengo llamamiento con la música, enseño canciones a los niños de 4-12 años de edad, son muy inquietos pero he aprendido mucho con ellos y a conocerlos. También trabajo un poco con las jóvenes, soy secretaria de la organización y también les ayudo con la música tocando el piano, les he dado clases los Domingos en la Iglesia y he aprendido mucho a pesar que somos casi de la edad jaja, es divertido!.