mormon.org Global
Karlamaría: Familias eternas, un talento una ayuda, Talentos, Mormón.

Hola soy Karlamaría

Acerca de mí

No soy muy fan de la lectura salvo que capte mucho mi atención como el Libro de Mormón entre otros libros , me gusta más el arte, la música, el baile, las artes manuales, dibujar y las buenas películas y por medio de ellos me gusta hacer feliz o bridar un momento de diversión o alegrías a los demás, una experiencia que puedo compartir de cómo el arte y nuestros talentos pueden alegrar a los demás es que aproximadamente ya más de un año llevo dibujando caricaturas de los jóvenes de mi barrio que prestan servicio misional; de una servicio para adornar la sala de actividades para la despedida de un futuro misionero se volvió como una tradición amena, un tanto divertida, pero me emocionaba darme cuenta que mi talento alegraba un momento que para algunos era un poco nostálgico. El año pasado culminé mis estudio de Arquitectura y comencé a trabajar de forma independiente osea ser mi propia jefa; a la par realizaba mis papeles misionales y realmente pude sentir muchas bendiciones de Dios en mi vida cuando uno le pide guía y ayuda,actualmente sigo trabajando independientemente y estoy en espera de comenzar el servicio misional de tiempo completo, pero desde ya pues soy misionera,yo considero desde que uno acepta a Jesucristo y decide hacer convenios con él, ya es su misionero(a).

Por qué soy mormón(a)

Yo nací en una familia dentro de la Iglesia, mis padres se bautizaron en su juventud y les debo eso, de permitirme nacer en una familia con buenos principios y aun más con el Evangelio. No obstante uno pasa por tiempos en los cuales debe ganar su propio testimonio, desde niña supe que Jose Smith era un profeta del Señor, pude sentir a la edad de 17 años que el Libro de Mormón era un libro distinto al resto por que contenía verdades claras y de valor eterno para mí. Sin embargo años posteriores tuve desafíos familiares, sentí que mi familia ya no sería eterna, pero fue gracias un cara a cara con el Apóstol David Bednar que sentí y comprendí que en mí puede empezar mi familia eterna y que no debía desanimarme, entonces decidí hacer los cambios en mi vida, me di cuenta que nunca estuve sola, el Señor siempre me bendijo pero no me había percatado. Cuando pasamos problemas, desafíos, debilidades que nos hacen sentir que ya no podemos más, recuerden esta escritura; a mí me da fuerzas de seguir intentando hasta poder vencerlo aun que pueda tomar tiempo, se encuentra en el Libro de Mormón : Libro de Éter 12:27, dice: y si los hombres vienen a mí les mostraré su debilidad. Doy a los Hombres debilidad para que sean humildes; y basta mi gracia a todos los hombres que se humillan ante mí; porque si se humillan ante mí, y tienen FE en mí, ENTONCES HARÉ QUE LAS COSAS DÉBILES SEAN FUERTES PARA ELLOS. Cuando decidí poner mi confianza en él fue que las cosas cambiaron, me sentí de utilidad, sentí que era de gran valor para él, que a tal grado vino al mundo a tomar mis pecados y darme la oportunidad de volverlo a ver a Él y a mi Padre Celestial, siempre y cuando sea obediente a sus convenios y a las promesas que hice con él y que podría formar una familiar eterna junto a ellos si hiciere cuando el mandase. Sé que esta es su Obra y es grande y maravillosa y no existen las coincidencias por que siempre Jesucristo y Nuestro Padre Celestial desean que sigamos progresando.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente presto servicio como secretaria de la primaria, veo la parte administrativa, soy la mano derecha de la presidenta y es un trabajo agotador; pero veo como trabajan las líderes con los niños, cómo las maestras se esfuerzan por preparar sus clases para lo domingos y adornar los salones para que los niños tengan ayudas visuales, me hace sentir chiquita; aprendo mucho de ellas su perseverancia, constancia, a pesar de los desafíos que puedan tener en casa o con los niños siguen fieles en el Evangelio, y realmente son un ejemplo y lo que aspiro a llegar a ser. Hace poco por iniciativa de una joven de otro barrio y su amiga del cole, prestamos servicio a unas familias de vivian un poco lejos de la ciudad, recolectando víveres y donaciones de otros hermanos, las familias por sus circunstancias económicas no siempre les alcanzaba para proveer a su familia, sin embargo como una de ellas dijo : fuimos su bendición por su perseverancia en el Evangelio de Jesucristo, a pesar que sus necesidades las cuales eran varias y quizás lo que trajimos parecía pequeño, para ellos fue grande. Aprendí que a pesar de los desafíos que podamos pasar si nos mantenemos fieles a la Iglesia y a Jesucristo podremos afrontar esos desafíos con una sonrisa en el rostro que viene desde adentro cómo lo fue en ellos, el servicio fue para nosotros porque nos enseñaron a ser fieles en el Evangelio y a nunca dudar que Jesucristo y Nuestro Padre Celestial nos ayudaran de las formas menos inesperadas y que por medio de otros manifiestan su amor.