mormon.org Global
Sofía: Bailar, Positivo, Enfermería, Mormón.

Hola soy Sofía

Acerca de mí

Me encanta bailar, cantar y pasar tiempo con mi familia. Realmente disfruto de pasar tiempo al aire libre y pasear. Soy estudiante de Enfermería, y realmente me encanta ayudar a quienes necesitan. Creo que no hay nada más lindo que poder hacer sonreír a las personas y darle una visión positiva de la vida.

Por qué soy mormón(a)

Yo sé que esta, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es verdadera, y es por eso que lleva SU nombre y también por qué soy miembro. Sé que al confiar en Él podemos notar el gran amor que tiene por nosotros. La vida está llena de retos, dificultades y tribulaciones, en los que solemos equivocarnos, pero el saber que Él nos perdona me ayuda día a día, en mis oraciones, a pedir tener el Espíritu Santo para sentir sus impresiones y actuar de manera correcta. La felicidad que brinda el saber que Dios es Nuestro Padre, que Él se preocupa por cada uno de nosotros y está pendiente de nosotros es incomparable; que las familias son eternas, que podemos arrepentirnos de las cosas que hacemos mal, de verdad es un alivio,una esperanza y una bendición.

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

En la Iglesia aprendemos que nuestras oraciones sinceras son contestadas siempre, pero muchas veces no de la manera y en el tiempo que nosotros creamos conveniente. Mis oraciones han sido contestadas de muchas formas, pero esencialmente a través de las Escrituras y las personas que me rodean. El leer diariamente la palabra de Dios es esencial para recibir guía espiritual en las aflicciones de la vida. El rodearnos de personas que nos edifiquen también es esencial, porque son nuestros amigos y familia los que pueden brindarnos buenos consejos y guiarnos muchas veces cuando nos desviamos de la voluntad del Padre.

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio soy líder, junto a otras hermanas, de un grupo de jóvenes de entre 12 y 18 años, en una organización llamada "Mujeres Jóvenes". Durante las reuniones de domingo aprendemos sobre Jesucristo y Su Evangelio, pero además tenemos actividades entre semana. Allí aprendemos muchas cosas divertidas y útiles, como coser, tejer, hacer pulseras o collares, cocinar, y hasta hacemos deporte.