mormon.org Global
Jairo: Mormón.

Hola soy Jairo

Acerca de mí

Próximamente, aparir del 13 de diciembre estaré sirviendo una misión de tiempo completo, se que al dar lo mejor de mi, el Padre Celestial me bendecirá a mi y a mi familia, si tienes dudas, o tienes miedo, el único consejo que te puedo dar, es CONFÍA en Dios, ora pidiendo su guía. Mi mayor virtud es la Paciencia, me gusta esforzarme y dar lo mejor de mi. Me encanta aprender cosas nuevas, trabaje como ayudante de carnicero, y gracias a mis padres conocí la iglesia, ya que desde que fui bebé, ya asistía. En fin, podría seguir escribiendo pero el tiempo es corto y te agradezco que lea un poco de mi. Adiós :)

Por qué soy mormón(a)

Cuando nací, mis padres ya eran miembros de la iglesia, crecí asistiendo todos los domingos, muchas (sino es que todas) enseñanzas que aprendí desde niño ahora me sirven y me ayudan a tener un testimonio. Yo se que esta iglesia es verdadera, no imagino mi vida sin este conocimiento, testifico que el evangelio cambia vidas, por que cambio la mía, me dio una salida a todos lo errores que cometí cuando fui más joven, porque gracias a la expiación de Jesucristo, ahora soy más feliz. Solo nos pide una cosa. "Venir a mi", no me creas a mi, solo haz la prueba. Esto lo comparto en nombre de Jesucristo. Amen.

La manera en que vivo mi fe

Bueno la mejor forma de mostrar mi fe, es aceptando la voluntad del Padre Celestial, la MAYOR (y mejor) decisión que he tomado es Servir en una misión, aun me quedan unos días antes de salir al campo, pero, se con certeza que esto es lo mejor para mi. Fui maestro de Valientes (una clase para niños de 8 a 11 años), y es una experiencia muy grata el poder convivir con esos niños, ya que poco a poco, ellos van comprendiendo el evangelio. Creo que lo que disfruto más, es enseñar a otras personas, ya que no solo aprenden ellas, sino que nos nutrimos mutuamente. El evangelio cambia la vida de las personas para bien, he visto jóvenes que han tenido un cambio sincero y llegan a ser excelentes personas. Y lo más importante es que el evangelio nos da una felicidad que no se compra, y no expira, solo tienes que ejercer la fe y ser obediente. Al acompañar a los misiones y estar con ellos en las lecciones, noto el cambio de las personas, en su forma de hablar, en su actitud, en su forma de vivir. Esa es la mejor demostración de fe que he visto. Cuando nos esforzamos, suceden cosas magnificas, nos sentimos libres y felices. Solo puedo decir una última cosa, no tengas miedo y sal de la zona de comodidad, tienes un mundo por delante, muchas bendiciones te esperan. Esto lo comparto en nombre de Jesucristo. Amen.