mormon.org Global
Fabiola Núñez: musica, juventud, jovenes, servicio, felicidad, familia, Mormón.

Hola soy Fabiola Núñez

Acerca de mí

Soy una joven soltera graduada de la universidad, estudie Diseño Gráfico y siempre he sentido interés por las artes, música y tecnología... paso mis tiempos libres en las redes sociales conectándome con mis amigos, soy soy feliz y activa, amo bailar e ir a reuniones donde compartimos, comemos, bailamos y nos divertimos de una forma sana.

Por qué soy mormón(a)

Mi papa es miembro de la iglesia desde que tenia 17 años y mi mama se bautizó cuando yo tenia seis años; el Evangelio siempre ha sido parte de mi vida y desde los seis años no he dejado de asistir, es lo único que recuerdo. Al principio quizás asistía a la Iglesia por algo de costumbre o tradición de mis padres, pero entrado a mi vida de adulta me pregunte si de verdad sabia que las cosas que aprendía, vivía y enseñaban eran verdaderas.. Ore mucho al Señor, estaba poniendo a prueba mas de diez años llevando un estilo de vida como miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días; asi que hice lo que desde niña me enseñaron a hacer: leí las escrituras, ore y pregunte mucho...asistía a las clases con un verdadero deseo de aprender, quería poder sentir que la descición que tome a los ocho años de bautizarme había sido porque yo lo quise, porque era lo que mas me acercaría al Señor; en esos meses el Señor me guió, me ayudo, me fortaleció, desarrolle un testimonio no solo por fe sino por experiencia propia, puse el Evangelio a prueba poco a poco y deje que poco a poco cambiara mi vida, aunque no llevaba una mala vida, pero sentí un cambio. La confirmación a mis meses de prueba llegó un día en el bautismo de una amiga, cuando su mamá me dijo: ¿Qué haces para ser tan feliz?, parece que hay una luz rodeándote. Si bien no fui puesta a una prueba de fe gigantesca, en ese momento pude sentir que habia dejado que el Señor me cambiara, asi como esa hermana veia un cambio externo yo sentir un cambio en el interior. El Señor enseñó que somos la luz del mundo, el que le sigue no andará en tinieblas... yo busque al Señor, busque su luz, y lo halle... halle gozo al servir, al caminar por el sendero estrecho y angosto que conduce a Él, que conduce a la felicidad. Con el Evangelio se que puedo alcanzar lo que siempre he querido: Una familia feliz, segura y firme, porque se que si estoy con El Señor, ya lo tengo todo.

La manera en que vivo mi fe

En mis pocos años de la iglesia he podido servir de diferentes maneras; dirijo los himnos que cantamos en la reuniones dominicales y he trabajado en diferentes llamamientos con los jóvenes de 12-17 años; he sido maestra para ellos, consejera encargada de las Mujeres Jóvenes de 12 y 13 años y siempre he hallado afinidad con los jóvenes en general, considero que son de los mas atacados hoy en día y mas que nunca necesitan buenos amigos que los puedan guiar y fortalecer; me esfuerzo por ser una amiga para ellos y les aconsejo y enseño siempre que sea posible, aprovecho mi manejo de las redes sociales para seguirlos y compartir mensajes edificadores para todos los contactos y enseñarles que ellos pueden hacer lo mismo con sus amigos; hay muchos jóvenes que quieren seguir al Señor pero a veces no cuentan con el apoyo de sus padres y ahí trato de estar yo... mostrandoles que podemos hallar felicidad en el evangelio. Así como voy todos los domingos a la capilla para nutrirme de la Palabra de Dios, también me gusta organizar actividades con mis amigos donde podamos compartir y pasar buenos ratos de manera sana y entretenida. Una de las participaciones mas significativas dentro de la iglesia hasta ahora para mi, ha sido el poder servir como misionera de tiempo parcial por tres meses, donde pude enseñar el evangelio y conocer a muchas personas a través del servicio, pude ver de forma mas palpable como las vidas cambian cuando somos instrumentos del Señor para sus hijos; desde esa oportunidad, trato siempre que puedo de compartir y apoyar a los misioneros dentro de mi comunidad para llevar el Evangelio a muchas personas mas y que esas personas también hallen gozo en el Señor.