mormon.org Global
Toño Aceves: Misionero, Estudiante, Música, Química, Ayuda, Mormón.

Hola soy Toño Aceves

Acerca de mí

Soy un joven que vive en un mundo lleno de maldad pero eso no es un impedimento para ser feliz. Me encanta el cine y disfruto de la compañía de mis amigos y conocer gente nueva. Amo todo tipo de música porque siento que toda deja y comunica algo bueno o entretenido. Para mi es la mayor bendición pertenecer a la Iglesia de Jesucristo. Quisiera ser un químico estupendo y poder ayudar a las personas.

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días porque siempre he sentido que es correcto. Nací dentro de esta Iglesia pero eso no me impidió descubrir por mi propia cuenta que esto es verdad. Me encanta ser mormón porque eso significa que Dios sigue bendiciendo a Sus hijos en la tierra y gracias al Evangelio, puedo sentir con certeza que nuestro Padre Celestial nos ama a todos por igual.

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Esos jóvenes que ves en la calle con camisa blanca y un gafete negro y dicen "Elder ...", son misioneros de esta Iglesia. Nosotros le damos a nuestro Padre Celestial dos años de nuestra vida completamente dedicados sin ningún interés ni recompensa material. Lo que se hace es predicar el Evangelio de Jesucristo en cualquier parte del mundo a donde seamos asignados y prestamos servicio a quienes lo requieran sin buscar nada a cambio. Dejamos a nuestra familia, amigos, (pero seguimos en comunicación con ellos), comodidades y estudios, y puede sonar fuerte o loco para algunas personas, pero al hacerlo con fe, la vida llegará a ser mejor para nosotros y quienes nos rodean. En lo personal considero este acto como una etapa en la que se puede aprender demasiadas cosas que Dios quiere que aprendamos y hagamos, una de ellas es que se aprende a amar a las personas que no conocemos y nos llena de gozo el poder llegar a mejorar día con día. Si alguna vez tienes alguna duda o necesitas ayuda con algo, no dudes en hablarles si los ves.

La manera en que vivo mi fe

Vivo esforzándome día tras día. A pesar de no ser perfecto, el intentarlo con mucha fe me ha ayudado a fortalecerme dentro del Evangelio de Jesucristo. Siempre se viven pruebas; he experimentado y llegado a distinguir entre lo dulce y lo amargo de la vida y esto me ha traído bendiciones y lecciones que llevo conmigo para siempre vivir de la mejor manera.