mormon.org Global
Sheila Denisse Entivero: Futura misionera, Familia, Amiga, Mormón.

Hola soy Sheila Denisse Entivero

Acerca de mí

Me gusta mucho escuchar música, cantar y bailar. En mis ratos libres busco cosas más tranquilas para hacer, como leer, escribir o dibujar. Además de mis estudios curriculares, estudié portugués en casa gracias al Libro de Mormón. Aprendí a confeccionar y reparar ropas, cocinar y mantener una casa en orden para poner en práctica en mi misión y en mi vida a futuro. Me encantaría seguir aprendiendo idiomas, y conocer mucho más sobre los países del mundo. Al volver de mi misión pienso estudiar enfermería y así ayudar a las personas de mi comunidad

Por qué soy mormón(a)

Debido a que nací dentro del Evangelio no hubo un cambio rotundo en mi vida. Pero al pasar el tiempo he visto y oído comentarios en cuanto el cambio que mis padres han tenido. Al pasar el tiempo iba aprendiendo y decidiendo por mi misma las cosas que quería hacer. He pasado por cosas buenas y malas como cualquier persona, pero siempre confiando en que el Señor iba a bendecirme si yo era obediente a sus mandamientos. Me bauticé a los ocho años, y aún siento esa felicidad. Estoy agradecida por las bendiciones en mi vida, estoy agradecida a las pruebas también, que nos ayudan a progresar. Sé que este es el Evangelio verdadero. Sé que Jesucristo vive, lo amo. Sé que Dios es un Padre amoroso y que desea que volvamos a vivir con Él. Amo a nuestro profeta Thomas S. Monson, nuestro profeta actual, lo sostengo como profeta vidente y revelador. Sé que José Smith fue un profeta del Señor, y que él restauró el Evangelio en esta época, para nuestra felicidad y salvación. En nombre de Jesucristo. Amén.

La manera en que vivo mi fe

Nací y crecí en la iglesia, mis padres se bautizaron un año antes mas o menos de mi nacimiento. A medida que iba creciendo iba adquiriendo conocimiento y un testimonio. A mis 16 años, comencé a enseñar a los niños de 4 a 7 años. A mis 18 años decidí servir una misión. Al mismo tiempo que me decidí, me llamaron para enseñar y cuidar a los niños más pequeños de 18 meses a 4 años. En todos los años que estuve en la iglesia pude ver el cambio en mi familia, con respecto a las experiencias que vivieron mis padres y mis hermanos mayores, supe que este es el Evangelio verdadero y que trae felicidad a quienes lo viven correctamente. Soy feliz por las tantas bendiciones que el Evangelio me brinda