mormon.org Global
Rosa Vázquez: Rosa, Vázquez, Cancún, Mormón.

Hola soy Rosa Vázquez

Acerca de mí

Soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, hace poco más de una año entre a la universidad a estudiar la carrera de Gastronomía, la cual me gusta muchísimo pero a la vez, tuve la fuerte impresión de poder ser misionera para llevar a las personas al conocimiento de que Cristo vive y les ama, que tiene un Plan de Felicidad perfecto, que nos ayuda a sobrepasar nuestras pruebas, a ser felices en esta tierra y sobre todo que nos ayuda a regresar a vivir con Él.

Por qué soy mormón(a)

Desde pequeña tuve la oportunidad de conocer esta iglesia, mis padres son miembros así que nací conociendo todo esto; pareciera fácil definir en quién y en qué debes creer, ya que de pequeño es sencillo ir y participar de todas las actividades, ya que es lo que siempre has vivido, pero cuando creces y maduras empiezas a saber que debes estar seguro de a quién sigues y apoyas, esa decisión cambió mi vida a la edad de 14 años, cuando me arrodillé orando de la manera en que sabía y supliqué por una respuesta,rogando si lo que conocía desde toda mi vida era verdadero, el sentimiento de esa noche tranquila y de paz jamás se borrará de mi memoria, aún cuando pasen los años. Sé que esto es verdad por que lo he sentido desde mi corta edad, por que me hace feliz y porque cada vez que veo un milagro en mi vida se sin ninguna duda en mi corazón y en mi mente que ese es Dios.

Historias personales

¿De qué maneras su conocimiento del Plan de Felicidad ha bendecido o cambiado su vida?

Mi vida ha cambiado grandemente porque tomo un significado de quién soy, a dónde voy y que papel desarrollo en este mundo, me dio la oportunidad de conocer que soy hija de un amoroso Padre Celestial que se preocupa por mi y mi felicidad. Me bendice a diario porque conozco la expiación de Cristo y sé que mediante ella Jesucristo me da la oportunidad de siempre comenzar de nuevo.

La manera en que vivo mi fe

En donde vivo puedo prestar servicio como líder de un grupo de jovencitas de 12 a 17 años, con la ayuda de más hermanas las apoyamos para salir adelante, les damos consejos y les ayudamos a que conozcan su potencial divino como hijas de Dios. Igualmente he podido ayudar a que las personas puedan encontrar y armar su árbol familiar, conociendo a sus antepasados, he tenido experiencias donde la persona que busca y yo podemos sentir el espíritu del Señor y de esa manera sentimos la gratitud de los antepasados.