mormon.org Global
Ana: Hija, Testimonio, Oración, Vocabulario, Actividades, Convivencia, Mormón.

Hola soy Ana

Acerca de mí

Trabaje en un cine lo cual es muy agotador pero me ha ayudado mucho en los aspectos de tener paciencia y me he esforzado mucho para poder servir como una misionera de tiempo completo. Mi principal pasatiempo es leer, sobre todo los juveniles he leído sagas como Crepúsculo, Cazadores de sombras y Percy Jackson entre otros. Soy la hermana mayor de tres hermanos tengo un hermano y una hermanita, mis padres siempre me hablan sobre la importancia de ser le hermana mayor porque mis hermanos se fijan mucho en lo que yo hago y debo ponerles el mejor ejemplo que pueda, para esto me guío en las enseñanzas de Jesucristo, siempre me pregunto ¿qué haría o cómo actuaría Él en mi situación?, de esa manera me aseguro que pueda guiarlos correctamente. Siento que es una gran bendición ser su hermana, como tal se que no soy perfecta a veces discutimos pero en la iglesia nos hablan sobre la importancia de perdonarnos y lo ponemos en practica así seguimos jugando y hablando. También me gusta mucho ver películas y estar en lugares abiertos como el parque y la playa. Me encanta cantar con mis hermanos y nos gusta mucho estar siempre bien entonados aun si solo estamos cantando porque si nos gusta escuchar nuestras voces. Me gusta mucho aprender así que cuando en la iglesia van a hacer alguna actividad como hacer postres o manualidades me gusta asistir para poder aplicarlo como por ejemplo cuando necesito dinero vender galletas de las que aprendí en la actividad o hacer presentes en días especiales.

Por qué soy mormón(a)

Yo nací dentro del Evangelio pero desde pequeña siempre se me enseño que yo podía decidir, se me alentaba a obtener mi propia respuesta de si las cosas que yo sigo son verdaderas así que un día justo antes de irme a dormir esa duda penetro mi mente y mi corazón así que puse en practica la enseñanza de orar como dice en Santiago 1:5 "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada." así que ore como me enseñaron y pregunte a continuación de pronto sentí una calidez que me invadía como si alguien me estuviera consolando y afirmando que lo que yo creo es verdad, sentí un gozo y una felicidad perfecta desde entonces me he esforzado por guardar los convenios y mandamientos que Él nos ha dado. Es innegable la confirmación que tuve pues se que me la dio Él y es un ser perfecto, por lo tanto no puede mentir y se que es real y se que por fuerza debe de haber un ser mayor pues de lo contrario la naturaleza que nos rodea no tendría una perfecta sinfonía o simplemente no tendríamos esa profunda idea en nuestras mentes de que nosotros no pertenecemos aquí que somos los hijos de unos reyes y por lo tanto príncipes hijos de reyes destinados a algo mejor tan solo hay que observar los cuentos y las películas de Disney o preguntarle a un niño pequeño ¿por qué crees que eres una princesa o por qué crees ser un superhéroe? y ellos dirán porque así lo siento y eso para mi es evidencia suficiente para seguir siendo obediente y para seguir en este evangelio tan maravilloso que nos permite saber de cosas pasadas, presentes y futuras, pues Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre y comparto y testifico de estas cosas en el nombre de nuestro señor Jesucristo. Amén.

La manera en que vivo mi fe

En estos momentos estoy sirviendo con los niños pequeños menores de 12 años cantamos y tratamos de que ellos puedan comprender lo que Dios desea para sus familias y ellos cosas como ayudar en los deberes de su hogar o el buen trato para con sus padres y hermanos y la importancia de un buen comportamiento. En mi casa confiamos mucho en la oración y en la contestación de nuestras plegarias. Me gusta mucho compartir con mis amigas mis creencias. Debes en cuando a ellas les gusta asistir a las actividades que hacemos porque se divierten mucho y ellas me dicen que es bonito el ambiente que sienten en las actividades de la iglesia. A veces las personas a mi alrededor dicen palabras inapropiadas y como yo no las digo les comento que cuando se dirijan a mi traten de controlar su lenguaje de esta forma ellos empiezan a desear hablar con migo porque se sienten en confianza. Me gusta mucho hacer del conocimiento de las personas con quienes convivo la iglesia a la que pertenesco y explicarles los valores e ideales que sigo de esta forma los invito a comportarse mejor.