mormon.org Global
Nefi Hernández: Mormón, Música, EFY, Nefi, Testimonio, Corazón, Mormón.

Hola soy Nefi Hernández

Acerca de mí

Yo Nefi, nací de buenos padres. Y así como el profeta del Libro de Mormón, fui enseñado e instruido por ellos, y con la ayuda del Señor he llegado a ser lo que soy ahora. Soy músico, cantante y compositor. Me encanta la música, sobre todo la música que inspira y con la que podemos identificar nuestros sentimientos y nuestra vida. Componer es una de las cosas que mas disfruto hacer y poder compartir con otros mis sentimientos y las cosas que yo sé respecto de mis creencias y amor por Dios y la vida. Soy graduado de la Preparatoria, y estaré sirviendo una misión de tiempo completo para la iglesia y para el Señor, en Brasil. Dejando todas las cosas temporales, mi vida normal, familia y amigos para servir por 2 años, compartiendo el evangelio de Jesucristo y ayudar a las personas, servirles e invitarles a venir a Cristo. Me encanta estar con mi familia, disfrutar juntos, jugar y compartir el evangelio en las noches de hogar, servir en casa y apoyar a mis seres queridos, a mis amigos y a quien lo necesite si se me presenta la oportunidad. Amo la naturaleza y me maravillo en ella, encuentro inspiración y alegría. Me gusta pasear y visitar nuevos lugares, viajar o simplemente caminar por un largo tiempo, las cosas sencillas son las que me hacen encontrar la verdadera felicidad.

Por qué soy mormón(a)

Crecí en la iglesia, y decidí bautizarme a los 8 años de edad. Y a medida que aprendía el evangelio, me fui dando cuenta de que era bueno, de que realmente me sentía cerca de Dios. Sabia que era algo especial y fue cuando obtuve un testimonio más fuerte del evangelio y de la iglesia en mi juventud a la edad de 14 años. Aun siendo inexperto en muchas cosas y teniendo errores, sigo perseverando, no tengo duda de lo que El Señor me ha mostrado en estos años de mi vida y eso me anima a seguir esforzándome, ser valiente. Lo sé porque pregunté a Dios directamente y sentí la influencia de su Espíritu, supe que era verdadero, y ser Mormón, ha sido una aventura llena de experiencias maravillosas que de otra manera jamás podría haber tenido. Entonces, soy Mormón porque sigo al Salvador, y amo su evangelio. Porque he hallado el camino que me guiara hacia Dios nuevamente y porque sé, que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es verdadera y fue restaurada para nosotros en estos, los últimos días para poder cumplir con toda profecía, visión y revelación dada por nuestros profetas antiguos que escribieron las Santas Escrituras, La Biblia, y su complemento, El Palo de José; El Libro de Mormón, aquel que el profeta Joseph Smith, tradujo con la ayuda del Señor y con verdad divina para cumplir con la voluntad del Padre Celestial. Lo sé, lo vivo, me encanta, y lo comparto en el nombre de Jesucristo. Amén.

La manera en que vivo mi fe

He servido en la iglesia apoyando a mis líderes, sirviendo en algunos llamamientos cuando estaba con los jóvenes de entre 12 y 17 años. He dado lecciones y mensajes dentro de las organizaciones de la iglesia. Apoyo a los niños y jóvenes cuando se trata de motivarles a desarrollar sus talentos. También he servido en las actividades de limpieza, mantenimiento, y cuidado de las capillas. Toco el Piano en mi barrio en las reuniones dominicales, y me gusta ayudar en los ensayos de coros que se organizan para las reuniones especiales. También participo de las actividades de servicio y actividades misionales que organizamos para ayudar a otras personas que lo necesiten. Con el objetivo de brindar a otros nuestro servicio y ayudar, compartir lo que tenemos y lo hacemos al visitarles, animarles, aconsejarles, apoyarles y ser sus amigos para estar siempre que lo requieran. Siempre busco realizar las cosas con el propósito de seguir el ejemplo del Salvador, Jesucristo, vivir sus enseñanzas y hacer las cosas que sé que El haría si estuviera aquí. Y eso es amando a las personas y servir con amor y bondad a otros. Y también compartir y enseñar su evangelio restaurado. Al estudiar las escrituras y buscar el consejo de Dios al orar y participar de las bendiciones que El nos ha dado en estos tiempos, he podido sentir la guía del Espíritu Santo en mi vida y eso al esforzarme por ser digno de Él.