mormon.org Global
Keilany: futbol, mision, mexico, Mormón.

Hola soy Keilany

Acerca de mí

Me encanta la música. Me gusta escribir, diseñar, etc. Todo lo referente al arte. Juego fútbol.

Por qué soy mormón(a)

Realmente se sin ninguna duda que Dios vive, y que nos ama. Que Jesucristo vive también, y nos ama, y vino a esta tierra a da Su vida por nosotros para que pudiéramos regresar de nuevo a la presencia de Nuestro Padre Celestial. Se que El es el único camino por el cual podemos hacerlo. Y se sin duda alguna que esta es Su iglesia, y que es en este evangelio en el cual podemos encontrar esa felicidad que no es temporal, sino eterna, pues durara por siempre. Todos tenemos dudas. Es una parte natural del ser humano. Y yo también las tuve. Fue entonces que me arrodille y ore, y pregunte a Dios si este evangelio era verdad. Si el Libro de Mormón era verdadero, y si esta era la iglesia verdadera, y El me hizo sentir que así era. Es por eso que no digo que creo que estas cosas son verdaderas, porque no lo creo. Lo se, por mi misma. Y se que este evangelio es el que me permitira, si soy obediente a el, regresar de nuevo a la presencia de Dios.

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Vamos a una misión porque sabemos que este evangelio es verdadero, y sabemos que es por medio de el que podremos regresar de nuevo a la presencia de Nuestro Padre Celestial,que por medio de el lograremos la salvación, y deseamos que todos lleguen a saber de el, y lleguen al conocimiento de nuestro Salvador Jesucristo, para que así todos conozcan el camino que nos llevara de regreso a nuestro hogar celestial.

La manera en que vivo mi fe

Pronto iré y serviré en una misión de tiempo completo en Guatemala. Esto significa que iré y prestare servicio y le predicare este evangelio a mis hermanos quienes viven allá. Se sin duda que esta iglesia es verdadera, y es por ello que lo hago. Mientras tanto, me esfuerzo por servir a mis hermanos quienes viven aqui, en Nuevo Casas Grandes. En mi barrio, soy maestra de guardería, la cual esta conformada de pequeñitos de 1 año y medio a 3 años. Tengo 3 pequeñitas y 2 pequeñitos a mi cargo. Cada domingo les doy una clase acerca de algo referente a Dios, y cosas que les ayudan a acercarse a El, desde su tierna edad. Por ejemplo, aprenden acerca de la importancia de la familia, y a ser agradecidos con Dios por todo lo que nos da, al igual que con las personas a nuestro alrededor. La lógica sugiere que soy yo quien les enseña a ellos, pero la realidad es que ellos me enseñan mas a mi de lo que yo a ellos. Es realmente cierto que debemos volvernos como niños para poder regresar con Dios. Llegar a ser puros, humildes, y mansos como ellos lo son.