mormon.org Global
Christian Ramos O.: Estudiante, Músico de Rock, Coleccionista, Familia, Logístico, Compras, Mormón.

Hola soy Christian Ramos O.

Acerca de mí

Estudié Administración de Empresas y actualmente trabajo como Asistente Logístico en la empresa de publicidad exterior más importante del Perú. Soy músico aficionado, toco guitarra, bajo, batería y algo de teclados. Desde muy joven he formado parte de muchas agrupaciones musicales del género Rock. Actualmente también estoy componiendo canciones. Soy coleccionista de CD's de mis cantantes y grupos favoritos, mi condición de melómano hace que mis gustos sean muy variados y por ello mi colección es algo extensa, tengo discos de muchos géneros: rock, salsa, pop, baladas, reggae, merengue, tradicional, instrumental, y por supuesto música SUD. Mis padres conocieron la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) cuando yo tenía 3 años de edad, desde entonces he estado en la Iglesia y hoy reconozco que he recibido inmensas bendiciones por vivir el Evangelio de Jesucristo, aún en los tiempos difíciles sé que Dios estuvo conmigo. Amo a mi familia y siempre agradezco a Dios el haberme dado padres tan buenos y hermanos de los que siempre aprendo. Admiro a Jesucristo en todos los aspectos, vivir sus enseñanzas permitió que mi familia se mantenga unida en tiempos de tribulación, pues todos unidos y fieles a Dios fuimos bendecidos para salir adelante.

Por qué soy mormón(a)

Aunque mi padres me llevaron a la iglesia desde niño llegó un momento en mi adolescencia en el que quise realmente saber por mi mismo si es que todo lo que vivía era realmente la verdad, saber si la Iglesia de Jesucristo realmente era Su Iglesia. Recuerdo que ese año empecé a estudiar el famoso Libro de Mormón con más seriedad, y con la ayuda de un maestro de la iglesia pude ir aclarando muchos principios y enseñanzas que poco a poco me dieron una nueva perspectiva de todo lo que conocía hasta entonces. Recuerdo claramente llegar a la parte de Libro de Mormón en la que se relata la visita de Jesucristo a América, y todo lo que sucede durante ese período, el sentimiento positivo que invadió mi corazón y todo mi ser, es algo que hasta hoy no puedo describir con claridad, al orar después de leer esas partes pude sentir en mi mente y en mi corazón con mucha claridad que todo esto era cierto. Volví a sentir ese mismo sentimiento al llegar al final de libro, las palabras del último profeta que escribió ese libro (Moroni) tocaron mi corazón y casi podía oír su voz relatando todo lo que allí dice. Dios contestó mis oraciones. Esa experiencia marcó toda mi vida y desde entonces he sabido que Dios realmente existe y que realmente nos ama, que es un ser amoroso y que siempre estará a nuestro lado para ayudarnos en las buenas y en las malas, siempre y cuando seamos obedientes a sus mandamientos y enseñanzas. Por eso soy mormón.

Historias personales

¿En qué forma le ha ayudado asistir a los servicios de la Iglesia?

¿Has oído esa frase que dice "la unión hace la fuerza"? Pues esa es la forma en la que asistir a la Iglesia me ha ayudado, pues el compartir tiempo con gente que tiene los mismos principios y que tiene tus mismas creencias ayuda y motiva a seguir en el camino que Cristo nos mostró por medio de sus enseñanzas. De esa forma la Iglesia no solo ha sido un lugar en el que yo he podido recibir ayuda, consejo y la amistad de mucha gente buena sino que a su vez yo mismo he podido ayudar a mucha gente. Además de ello en la Iglesia hay maestros que nos enseñan el Evangelio de Jesucristo y su aplicación a nuestras vidas, de esa forma uno se fortalece espiritualmente.

La manera en que vivo mi fe

Día a día trato de ser una mejor persona y eso implica ayudar a mi prójimo, a donde quiera que voy, si puedo hacer algo por ayudar de alguna manera lo hago, son esos detalles los que hacen la diferencia y no solo soy más feliz por ello sino que también las personas a las que ayudo son felices y sé que Dios también se siente feliz, es como una cadena en la que las cosas positivas fluyen. Desde muy joven también he podido ayudar a mucha gente gracias a las muchas asignaciones que he desempeñado en la Iglesia. Una de las más significativas ha sido el hecho de poder servir como misionero voluntario durante 2 años en Colombia (Misión Cali) tiempo en el que pude predicar el Evangelio y enseñar a mucha gente de ese maravilloso país, gente que llevo en mi corazón. Ver cómo el Evangelio de Jesucristo puede cambiar vidas es algo maravilloso. Actualmente puedo seguir sirviendo a Dios en mi comunidad en nuevas asignaciones en las que siempre trato de cumplir con la finalidad de vivir de acuerdo a lo que Jesucristo enseñó.