mormon.org Global
Samuel Aburto: Samuel Aburto, Managua, Nicaragua, Cuidad Sandino, Mormón.

Hola soy Samuel Aburto

Acerca de mí

Soy un joven converso de la Iglesia de Jesucristo de los SUD. Futuro misionero a servir en la Misión Chile Concepción Sur. Me encanta los deportes mas el futbol y servir a los que necesiten mi ayuda.

Por qué soy mormón(a)

Yo visite la iglesia por primera vez por medio del programa de seminario, me invito unos amigos que vivían por mi casa a poder jugar con ellos fútbol, pero que antes de jugar entrara con ellos a esa clase de seminario y acepte sin saber que era. en ese entonces estábamos viendo el Nuevo testamento de la Santa Biblia y por alguna razón me sentí con en casa. Los jóvenes que estaban ahí me prestaron sus escrituras, me ayudaron a poder cantar los himnos y explicarme algunas dudas que tenia en cuanto a la clase que se impartía, al igual que la maestra enseñaba con mucha humildad y amor. Me intereso esa clase y quise seguir iendo. Despues de un mes la maestra me presento a dos misioneros que me enseñaron con gran fe, amor y un gran espíritu que testificaba las palabras que me decian. Pasaron los dias y me iba convenciendo mas acerca de lo que me enseñaban hasta que llego el tiempo de bautizarme y ni un solo dia hasta la fecha he sentido el sentimiento que hice un gran error por que se que fue la mejor decisión que he tomado en toda mi vida.

Historias personales

¿Puede contarnos acerca de su bautismo?

Fue una de las experiencia mas maravillosa que he tenido en mi vida, fueron todos mis amigos y maestros que yo tenia en la Iglesia, ademas del presidente de la mision de mi estaca.

La manera en que vivo mi fe

Para mi ha sido difícil aumentar mi fe por los diferentes problemas que he tenido en mi familia desde que me bautice en esta Iglesia ya que no me rechazan, pero a pesar de eso siempre he sabido desde que los misionero me visitaron y me pidieron que orar y preguntara a Nuestro Padres Celestial en el nombre de Jesucristo que si esta es la Iglesia verdadera después de una semana de haber hecho caso a esa invitación de orar buscando respuesta recibí la mía y tome la decisión de bautizarme, no ha sido fácil y se que no lo sera pero se que es lo mejor y se que Dios me va a bendecir si actuo con forme a su voluntad a pesar de cualquier problemas o circunstancias que se me presenten en mi vida se que Jesucristo y Nuestro Padre Celestial me van a bendecir mi gran esfuerzo por seguir sus preceptos. Desde entonces he sentido el amor, la paz, felicidad y gozo que solo este evangelio proporciona a las personas que estas dispuestas a aceptarlo y vivir lo que enseña y manda a hacer y espero que mi familia algun dia puedan sentir esa felicidad que yo siento.