mormon.org Global
Vania Reyes: Musica, Piano, Baile, Canto, Brillar, Servicio, Mormón.

Hola soy Vania Reyes

Acerca de mí

Me gusta mucho la música, el baile y el arte. Me gustaría poder desarrollar mis talentos para expresar con sentimientos por medio de la música, y el baile cosas que no se puedan expresar con palabras. Podemos alabar y dar gracias a Dios y influir de muchas maneras con las letras y la melodía. Podemos, con su ayuda, bailar, cantar y crear música celestial.

Por qué soy mormón(a)

Cuando pude saber por mi misma que estas cosas que se hablaban eran verdaderas, continué perseverando y descubrí cosas y sentí un gozo que jamas he podido encontrar en otro lugar. Tener el conocimiento de que Dios vive, y de que el es tu padre, de que es como tu y entiende todo lo que tu corazón siente, todo lo que le aflija, todo lo que le regocija, es un conocimiento que sobrepasa todo. Las familias pueden ser eternas por su bendito plan, nadie tiene porque estar solo jamas. Yo soy mormona por el amor que he encontrado en el Padre y en su hijo Jesucristo, porque ellos viven. Esta es su iglesia.

Historias personales

¿De qué maneras su conocimiento del Plan de Felicidad ha bendecido o cambiado su vida?

Dios me ha permitido nacer de nuevo por medio de su evangelio. Ahora tengo un propósito, comprendo el porque de las cosas que pasan a mi alrededor, he podido crecer como persona en todos los aspectos de mi vida, no importa si es de manera laboral o social. Todo cambio en mi vida, pero los cambios sirvieron para ir hacia delante, no para retroceder ni para permanecer estancado. Todas mis decisiones determinaran un solo destino, así que gracias a la guía de las escrituras, procuro basar esas decisiones para tomar solo las mejores. Soy imperfecta, pero solo quiero seguir tratando de hacer mi mejor esfuerzo.

La manera en que vivo mi fe

Animar a las personas que sienten que son débiles, que tienen miedo, eso es parte de ser Mormón, porque conozco su potencial como hijos de Dios, se que no ahí limitaciones sobre lo que ellos pueden llegar a ser. Les enseño a las jovencitas que aprendan a ser honradas con sus tratos hacia los demás, actuar con verdad y defender lo que es correcto. A veces puede ser difícil defender lo que sabemos que es verdad, pero Dios jamas nos deja solos, no debemos temer a las opiniones, porque Él nos llevara de la mano y nos guiara por el camino. Las bendiciones de lo que digo son reales, yo las he vivido y de ellas doy testimonio, porque la esperanza abrirá las ventanas de los cielos.