mormon.org Global
Araceli: biología, estudiante, misión, Mormón.

Hola soy Araceli

Acerca de mí

Siempre me gustó aprender acerca de los animales y las plantas. Por eso empecé a estudiar Biología hace unos años en la universidad. Me gusta aprender acerca de cómo se relacionan los integrantes de un ecosistema y de cómo funcionan las plantas (mi mamá aprendió a no regalarme flores porque es muy probable que las rompa y abra para ver que tienen adentro). Tengo antepasados italianos, rusos, alemanes, holandeses y españoles. Me encanta poder trabajar en mi historia familiar y aprender acerca de quiénes eran mis antepasados.

Por qué soy mormón(a)

Nací en una familia de fieles miembros de la Iglesia en la que me enseñaron acerca de quién es Jesucristo y de lo que Él hizo por mí. A los 9 años decidí que yo tenía que saber por mí misma si ésta era la Iglesia verdadera, así que agarré mi Libro de Mormón y comencé a leerlo. A esa edad me parecía que el libro era demasiado largo como para leerlo completamente, pero mi determinación en conseguir mi propio testimonio me impulsó seguir leyendo, hasta que lo terminé alrededor de un año después. Al terminar de leer el Libro de Mormón hice una oración para preguntarle al Padre Celestial si ésta era Su Iglesia. La respuesta fue inmediata. Me invadió un sentimiento de paz y tranquilidad inmenso, y en ese momento supe que ésta realmente es la Iglesia de Jesucristo y que Él la guía a través de Su profeta.

La manera en que vivo mi fe

Una de las cosas mas importantes que me han enseñado mis padres es a ser la mejor versión de mi misma posible. Esto me ha guiado toda mi vida al tomar decisiones. Creo que la decisione más importante que tomé en mi vida fue la de dejar mis estudios por una temporada para poder servir una misión para la Iglesia. Realmente me gusta lo que estudio, por lo que esta decisión no fue muy fácil. Pero sé que el Señor me ha llamado a servir una misión. Sin lugar a dudas yo puedo llegar a ser una mejor versión de mi misma al dejar mis intereses personales de lado por un tiempo para poner al Señor en primer lugar.