mormon.org Global
Valery: Mormón.

Hola soy Valery

Acerca de mí

He sido llamada a servir como misionera de tiempo completo en Santiago de Chile. Estudié el curso de BYU Pathway antes de venir a la misión. Me gusta la lectura, los idiomas y el deporte: especialmente la natación y el basquetbol. Me gusta mucho la música; tocar violín y piano, así como cantar y bailar. Soy feliz estando con mi familia. Me gusta servir a mis semejantes y a mi Señor Jesucristo.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque vivir el evangelio me ha ayudado a hallar felicidad aún en los momentos de dificultad. Mi vida ha sido llena de bendiciones al comprender que tengo un propósito y que hay vida después de la muerte. Tengo la bendición de haber nacido en una familia que conoció la Iglesia hace más de 100 años. El testimonio de mis ancestros, su vida, fe, fidelidad y sacrificio han sido uno de los fundamentos de mi fe y han fortalecido mi propio testimonio. Sin embargo, la seguridad de mi testimonio proviene de los cielos, porque he llegado a saber por mí misma que Jesús es El Cristo y que Su Evangelio es verdadero. Me gusta mucho en el Libro de Mormón cuando los hijos de Mosíah se iban ir a la misión. Dejaron todo, incluso el reino que les iba a heredar su Padre, y la razón fue porque no podían soportar que alma humana alguna pereciera. Y eso es porque ellos tenían caridad y yo puedo decir lo mismo. Es hermoso experimentar el gozo que trae el Evangelio, la expiación, las escrituras, y el amor que he sentido de parte de otros y de mi Padre Celestial, que no puedo permitir que otras personas se pierdan y que se queden sin sentir ese amor que yo he podido sentir. Los veo como Dios los ve. Sé que esta Iglesia es verdadera y que solo por la caridad podemos llegar a ser salvos. Solo de esa manera podremos llegar a ser semejantes a Él. En el nombre de Jesucristo, Amén.

La manera en que vivo mi fe

Disfruto mucho servir a mis semejantes y aprender del Evangelio. El estudio de las escrituras tanto de forma personal, como familiar y en los grupos de Instituto han fortalecido mi fe y me ayudan a ser más como Cristo. Me encanta aprender de Él y hacer seguir su ejemplo. Me deleito en adorar a mi Dios el día de reposo al asistir a la Iglesia para renovar mis convenios participando dignamente de la Santa Cena cada semana, al cantar himnos elevando mi gratitud al Señor por su Santo Espíritu quien me ha guiado y me hace feliz, al servir en llamamientos y al fortalecer a otras personas invitándolas a venir a Cristo y perfeccionarse en Él. Quisiera que todos pudieran recibir las ordenanzas de salvación que se reciben en la Iglesia de Jesucristo y en los sagrados templos; que son la Casa de Dios.