mormon.org Global
Gabriela: niños, nutrición, música, estudiante, familia, mascota, Mormón.

Hola soy Gabriela

Acerca de mí

Soy estudiante universitaria y estudio nutrición porque es importante mantener siempre una buena salud y evitar muchas enfermedades por la forma en la que nos alimentamos. Me encantan los niños y son un gran ejemplo para mí y me encanta trabajar con ellos. Disfruto mucho la música tanto oírla como cantarla, ella me permite expresar mis sentimientos y también me hacen sentir mucho cuando la escucho. Amo pasar tiempo con mi familia y mi mascota.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque el estilo de vida que llevo me hace sentirme más cerca de Dios. A pesar de haber nacido de padres mormones, donde se me enseñó desde pequeña esta religión quise averiguar por mí misma si lo que se enseña en la iglesia es verdad. Después de leer personalmente el Libro de Mormón y haber orado y preguntado al Padre que está en los Cielos si la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es verdadera supe sin ninguna duda que Él mandó a José Smith a restaurar Su Evangelio en este tiempo. El sentimiento es indescriptible, puedo sentir el amor de Cristo y tengo el deseo de parecerme lo más que pueda a Él. He tenido muchas experiencias personales en las que muchos podrían decir que Dios no habría permitido que pasaran si Él existiera, sin embargo me han hecho crecer y fortalecer mi testimonio, ya que nunca me ha dejado sola, me han hecho ser más agradecida por las bendiciones que tengo y a apreciar y cuidar más todo lo que me rodea.

La manera en que vivo mi fe

Durante toda mi vida mi fe me ha ayudado a desarrollar y mejorar mis dones. A pesar de no ser maestra como profesión, he sido maestra de los niños y de los jóvenes en la iglesia. Estas oportunidades han requerido de mucha dedicación para poder ayudar a cada una de las personas con las que me relaciono a sentir el amor que Dios tiene para con ellos. Actualmente sirvo a las jóvenes de 12 a 17 años y a pesar de ser su líder, me gusta ser su amiga. Ayudo a organizar sus actividades tanto espirituales como recreativas para que puedan acercarse más a nuestro Padre Celestial y divertirse al mismo tiempo. Además también visito a los enfermos o necesitados, quienes no solamente necesitan ayuda por algún impedimento físico o de salud sino que también muchas veces requieren ayuda emocional, alguien que los escuche y que con amor pueda aconsejarlos sin que ellos se sientan juzgados.