mormon.org Global
Fatima Medina De Aliga: CALLAO, ESTACA LA LIBERTAD, SELLADA, ESTADÍSTICA, UNMSM, 2 CHUCKIS, Mormón.

Hola soy Fatima Medina De Aliga

Acerca de mí

soy madre de dos jóvenes adolescentes ambos miembros de la Iglesia. Tengo 53 años y a parte de mi casa, me dedico a mi profesión de Estadística, Trabajo como docente universitaria en dos universidades y también hago labores como consultora en proyectos de investigación. Estoy casada con un sacerdote digno y tengo un hogar muy bendecido por mi Padre Celestial. Mi pequeña familia ha pasado varias pruebas pero somos fieles y felices seguidores de Cristo.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque soy seguidora de Jesucristo, porque creo en el Plan de mi Padre Celestial, porque sé que mi Padre me ama a mí en lo personal y me conoce. Soy mormona porque sé que el Evangelio de Jesucristo ha sido restaurado y porque tengo la seguridad que por medio de este Plan tengo una misión que cumplir. Se además que el Santo Espíritu de Dios es mi compañero constante y que no me dejará sola nunca, si me mantengo fiel a los principios del Evangelio. Y soy mormona porque gracias al Evangelio de Jesucristo he descubierto la verdadera felicidad aunque me caigan piedrones, sé como soportar las cargas y seguir adelante.

Historias personales

¿Cómo le ha ayudado el Libro de Mormón a entender el propósito de la vida?

Gracias al Libro de Mormón sé que mi Padre Celestial tiene un propósito para cada uno de nosotros y que la Expiación de Jesucristo ha hecho posible que yo pueda regresar al lado de mi Padre Celestial con toda mi familia. He comprendido el ´inmenso amor de Dios con cada uno de nosotros y sé que El me conoce personalmente y que en su infinito amor lavó todos mis pecados cuando me bauticé. El hizo de mí una mujer nueva. Sé que todo lo puedo en Cristo y que él me reservó para venir a este mundo en estos últimos tiempos porque tienen una propósito especial para mí.

¿Qué ha hecho usted para proteger a su familia de influencias indeseadas y que haya tenido éxito?

Tengo un esposo que es un fiel sacerdote del Señor y dos hijos adolescentes que están activos en la iglesia. Además de ama de casa también soy una profesional que trabaja fuera de casa. Para nosotros vivir el evangelio es parte fundamental de nuestra vida. Empezamos el día al levantarnos, con una oración y nos acostamos con una oración, leemos y meditamos el Libro de Mormón y cada momento de nuestra vida tenemos presente a Jesucristo. Mi hija es una Mujer Virtuosa y aplica el evangelio en su universidad, tiene amigos y amigas de diferentes creencias y que tienen costumbres de "moda" pero ella es admirada y respetada por sus principios y por su manera de ser. Mi hijo es muy popular en la escuela y es un deportista exitoso, pero no se averguenza de decir que es mormón y manifestar que piensa dedicarle 2 años de su vida al Señor como misonero. Por mi parte trato de ver en cada persona con la que trabajo un poco de mi Salvador y me esfuerzo por actuar tal como le agradaría a Jesucristo. Mi esposo se esfuerza por hacer de su vida un servicio constante hacia el prójimo. Y cada vez que pasamos pruebas en lugar de renegar, nos acercamos más a nuestro Dios y de El recojemos fuerzas para seguir adelante.

La manera en que vivo mi fe

Vivo mi fé siguiendo el ejemplo de Jesucristo en cada una de las actividades que realizo todos los días. Veo a mis alumnos, colegas, amigos y personas que me rodean y me esfuerzo por tratarlos y comprenderlos como Jesucristo lo haría. También vivo mi fé leyendo el Libro de Mormón todos los días y compartiendo lo que he aprendido y entendido con mi familia y con las personas con las que tengo oportunidad. Cada día me pregunto qué pensaría Jesucristo si estuviera aquí en este momento y trato de actuar como a Él le agradaría. Aunque no tenga nada material que dar en ese momento, trato de dar una sonrisa y una palabra de aliento a todos. Me esfuerzo por extender mi amor y servir a todos con paciencia y fé en Cristo, Él es mi fuerza, mi ejemplo, mi guía y por él puedo llegar a mi Padre Celestial que me ama como a su hija.