mormon.org Global
Rodrigo: Mormón.

Hola soy Rodrigo

Acerca de mí

Mis principales pasatiempos son la lectura (leo muchísimo), el canto (lo hago mas o menos), tocar la guitarra (eso también lo hago mas o menos) y ver anime y manga (sííííí!!!). También me gusta todo lo relacionado con electrónica, programación de computadoras, etc. Estudié una carrera en la universidad, y próximamente seguro estudie algo más. Es todo por ahora.

Por qué soy mormón(a)

Mis padres se conocieron en la Iglesia, por lo tanto, yo nací en el seno de una familia Santo de los Últimos Días. Desde muy pequeño me habitué a despertar temprano los domingos para alistarme e ir a la Iglesia. Es algo que me gusta mucho. A medida que iba creciendo, también me iba dando cuenta de la importancia del Evangelio en mi vida. Veía que muchas de las personas a mi alrededor que no eran miembros de la Iglesia tenían muchos problemas, y se culpaban entre ellos. Obviamente, mi familia también tenía problemas (todos los tenemos ¿no?), sin embargo nosotros entendíamos que toda prueba o desafío era para nuestro provecho y fortaleza, de modo que podíamos encarar los problemas diarios desde la perspectiva mas adecuada. No obstante todo lo anterior, hubo un momento al inicio de mi juventud en que, debido a mis circunstancias y algunas acciones muy erróneas, me alejé voluntariamente de la Iglesia; sin embargo, el Señor no se olvidó de mi, y nuevamente hizo que sintiera el calor de su amor en mi corazón, y me dio la oportunidad maravillosa de arrepentirme de mis pecados, y de volver al camino que Él tenía preparado para mí. Todo ello ha hecho que mi fe y mi testimonio acerca del Salvador y su Expiación se fortalezcan en gran manera, porque he podido sentir el poder reparador de Su sacrificio en mi propia vida, y sé que Él vive, y que siempre tiene bendiciones que entregarnos, si es que se lo permitimos. Él nos ama a todos y desea que volvamos a vivir con Él. Esto lo comparto con ustedes en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

La manera en que vivo mi fe

A causa de algunas de mis aptitudes tuve la oportunidad de ser llamado como líder del grupo de jóvenes adultos de la Iglesia, en mi propio barrio, y posteriormente, como secretario de estaca. Dichos llamamientos me han dado la oportunidad de servir a mis semejantes, de conocerlos más, y de amarlos más. Han sido ocasiones únicas que me permitieron servir también al Señor, y fortalecer mi testimonio de Él y de Su Evangelio. Gracias a esas oportunidades es que sentí la mano del Señor trabajando en mi vida, y eso me impulsa a buscar aún más oportunidades para poder servirle a Él y a todos Sus hijos.