mormon.org Global
Diana: Misionera, Amor, Empresaria, Bailar, Reir, Orar, Mormón.

Hola soy Diana

Acerca de mí

Soy sencilla y alegre, me gusta compartir con mi familia y amigos, me hace realmente feliz ver sonreír a los demás, pienso que todas las personas tenemos mucho potencial y conocimiento, me gusta aprender de cada una de las personas que conozco, el hacer parte de la iglesia cambio y sigue cambiando mi vida, como toda persona ha pasado por momentos difíciles, pero nunca antes había sido tan feliz como en estos últimos días, me siento tranquila al saber que Dios esta conmigo siempre, aunque no lo pueda ver, se que el me ama aun con mis imperfecciones, estoy agradecida con Jesucristo por su expiación, cuando estoy en dificultades pienso en todo lo que el padeció por nosotros y me da fortaleza para seguir adelante.

Por qué soy mormón(a)

investigue la iglesia por casi un año, al principio todo me parecía confuso, era católica por tradición, pero nunca visitaba una iglesia, creía que Dios existía, pero no confiaba plenamente en el, decidí escuchar a los misioneros, me costo aceptar lo que me enseñaban, pero nunca tuve la valentía de orar a Dios preguntando si lo que ellos me compartían era verdadero, pase por una situación difícil y deje de asistir, los misioneros fueron muy pacientes, hasta que decidí no continuar, poco después sufrí un grave accidente en el que por poco pierdo la vida, sentí la mano de Dios actuar sobre mi vida, entendí que si no había muerto era por que aun tenia mucho por hacer, decidí regresar a la iglesia y empece a escuchar esta vez a las misioneras, ellas me ayudaron mucho, con mucho amor me enseñaron y comprendí que si no había muerto era por que Dios tenia un plan perfecto para mi, tome la decisión de bautizarme, no fue fácil por que de mi familia nadie me apoyo, después de mi bautismo tuve un tiempo de prueba, sentí que no tenia fuerzas para soportar todo lo que estaba pasando, pero comprendí que nunca estuve sola, logre superar eso, mi familia ahora esta mas tranquila, aunque no están felices de mi decisión están tratando de aceptarlo, cuando estamos en el camino acertado siempre estaremos tentados, el enemigo también conoce nuestras debilidades, y sabe como actuar para que caigamos en sus tentaciones, solo debemos estar fortalecidos y perseverar, cuando obedecemos vemos la bendiciones en nuestra vida, nadie dijo que al caminar en este estrecho y angosto camino seria fácil, pero tampoco imposible, si nos esforzamos por vivir en rectitud gozaremos de el plan de felicidad que Dios prepara para cada uno de sus hijos, ahora se con plena seguridad que esta es la iglesia de Jesucristo que Dios esta a la cabeza, que el libro de mormón es otro testamento de Jesucristo, se que la obra misional es una obra de amor en el nombre de Jesucristo, Amen.

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

todo buen padre amoroso desea lo mejor para sus hijos, Dios es nuestro padre celestial y desea nuestro bienestar y felicidad, el nos conoce por el nombre sabe nuestras tristezas, angustias y dolores, sabe también que nos brinda felicidad y gozo, el esta dispuesto ayudarnos y consolarnos, solo esta a la espera de que queramos acudir a el. El contesta sus oraciones por medio del Espíritu santo, pero así como todo tenemos una forma de aprendizaje distinta a los demás, también tenemos una forma de oír los susurros del espíritu santo, a veces por medio de sueños, personas, o simplemente un ardor en el pecho que nos brinda la paz que necesitamos y la que nos confirma que camino seguir.

La manera en que vivo mi fe

dar a conocer de este evangelio a las personas es parte primordial en mi vida, cada que ofrezco una clase a los jóvenes adultos, soy yo la que aprendo de cada uno de ellos, me gusta escuchar sus opiniones y aclarar sus dudas, cuando investigaba la iglesia, me preguntaba, como es posible que estas personas tengan tanto conocimiento para aportar, yo quiero ser como ellos, luego de un tiempo entendí que solo basta con abrir nuestro corazón a cada una de las enseñanzas que Dios tiene para nosotros, y preguntar solo a el en oración si este evangelio es verdadero, nuestra fe aumentara al poder sentir su respuesta si le pedimos con un corazón sincero.