mormon.org Global
Daniela Suarez: estudiante, niños, jovenes, tae kwon do, Mormón.

Hola soy Daniela Suarez

Acerca de mí

Soy Daniela, tengo 21 años y soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Dias. Soy la hija mayor, estudio la universidad, voy a la mitad de la carrera, me gusta hacer deporte y entreno Tae Kwon Do, entre semana trabajo por las mañanas, estudio por las tardes, entreno por las noches, los sábados cuido a niños y trabajo dentro de la Iglesia. Las cosas que mas me encantan hacer es leer, es mi pasatiempo favorito y también entrenar. Trato de poder hacer todas mis cosas sin desatender alguna, se que cuando aprovechamos nuestro tiempo al máximo estamos haciendo grandes cosas con nuestra vida. Creo que el prepararse en todos los sentidos de nuestra vida, tanto espiritual, físico, intelectual y social nos ayuda a crecer.

Por qué soy mormón(a)

Conozco la Iglesia desde muy pequeña, parte de mi familia pertenece a ella menos mi papa y con el paso del tiempo yo he aprendido cosas maravillosas dentro de la Iglesia que me han ayudado en las pruebas y aflicciones de mi vida, la oportunidad de que yo haya conocido la Iglesia desde esa edad fue la mejor que he tenido en mi vida, y nadie me ha obligado a creer en ello, el testimonio y las experiencias que he tenido han sido propias y a pesar de fallar muchas veces, yo se que he sido perdonada por que el Padre me ama, no soy una persona con grandes conocimientos, pero soy una persona con grandes deseos de conocer. Se que estoy en la verdad y lo se por que lo he sentido y lo he vivido, se que no es facil ser Mormon, pero es Maravilloso. Se que el Padre mando a su Hijo mas perfecto para salvarnos, Jesucristo dio la vida por mi y por cada una de las personas sobre esta tierra, sin duda alguna esta es su Iglesia y El la dirige por medio de un Profeta vidente y revelador. Este es el evangelio restaurado, que trae mucha felicidad a la vida de las personas que lo conocen. Agradesco la vida que tengo, toda mi vida estare agradecida con mi Señor, soy tan feliz y tan bendecida por todo lo que tengo, no tengo duda en nada de esto, mi corazon se acelera por tanta felicidad, lo se, lo digo y lo testifico en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, nuestro Salvador, amen.

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Hace aproximadamente 3 años le detectaron cáncer a mi hermano mas pequeño, estaba en fase terminal. no le daban muchas oportunidades de vida, poco a poco nosotros sabíamos que teníamos que hacer, orábamos en cada momento, como familia, individualmente, en nuestra mente y en nuestro corazón. Nunca podre olvidar todo lo que hemos pasado como familia, y algo que aprendí, fue a valorar este gran medio por el cual nosotros podemos tener comunicación con nuestro Padre, se que las oraciones son contestadas siempre, pero tenemos que tener fe, en que el Padre nos ayudara y nos responderá, solamente tenemos que ser paciente y esperar la respuesta. Yo se que el Padre nos escucho, por que hoy dia mi hermanito ha salido adelante, El siempre bendice a todos, pero tenemos que buscarlo y si buscamos hallaremos y tendremos grandes respuestas que ayudaran a que nuestra vida cambie, la oración es el medio por el cual nosotros podemos comunicarnos con el Padre.

La manera en que vivo mi fe

Dentro de la Iglesia trabajo con los jovenes, en particular con las jovensitas de 12 a 18 años, yo apoyo en esta labor tan bonita por que se que los jovenes son una generacion hermosa, preparamos clases para las jovensitas y hacemos actividades recreativas y edificantes para ellas, con la ayuda de otras hermanas les enseñamos a hacer postres, guisados, decoraciones de interiores, se hacen campamentos, se dan charlas y buscamos formas de poder ayudar a otras personas, ya sea escuchando a alguna persona, visitandola, cuidandola o apoyarla en algo que necesite; tanto las jovensitas como yo y las demas hermanas aprendemos a poder servir en todo tiempo, en todas las cosas y en todo lugar. Con el paso del tiempo he podido descubrir algunos talentos que hoy dia me han ayudado a poder sostenerme y se que cada uno de los dones y talentos que el Señor nos regala es para que nosotros podamos colaborar en su obra, se que NADA es por casualidad y todo tiene un proposito. Me encanta trabajar con las jovensitas y poder ser un instrumentos en las manos del Señor, El confia en mi y yo tengo que servirle con todo mi corazon, alma, mente y fuerza...