mormon.org Global
Nick Delis: Fe, Testimonio, Amor, Sin ninguna duda, Evidencia, Mormón.

Hola soy Nick Delis

Acerca de mí

Serví como un misionero de la Iglesia del Señor en Medellín, Colombia, una ciudad que toque ambas mares, el atlántico y el pacífico. Tengo un testimonio demasiado fuerte de Jesucristo y su expiación, debido a mis propias experiencias con el Espíritu Santo. Dios es mi amoroso Padre Celestial, y Él vive, tanto como Jesús. Jesús no ha vuelto a morir, sino que Él vive hoy en día, ¡y llamó como profeta José Smith tal como en la antigüedad para guiarnos! Lo sé, por eso soy así, ¡tan alegre y feliz!

Por qué soy mormón(a)

Yo soy miembro y santo del Evangelio de Jesucristo por qué he recibido una respuesta a mis oraciones. Hay muchas Iglesias, pero sólo hay un Dios. No hay un Dios diferente para cada sector, somos todos hijos de un Dios solo. Jesucristo estableció una Iglesia él mismo cuando él vivía acá en la tierra hace muchos años, pero cuando Él murió, la dejó a sus doce discípulos, los apóstoles. Ellos se preguntaban, este si Jesús realmente fue real, y para dar evidencia, ellos decían esta frase, en Lucas 24:32, ¨Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros mientras nos hablaba en el camino y cuando nos abría las Escrituras?¨ La evidencia de los apóstoles mismos no fue algo físico, fue una respuesta del Señor a través del Espíritu Santo, Él los hacía arder en sus corazones, como testimonio que es la verdad. Yo también he sentido esto. Hoy día, el Señor vive, y se comunica con un profeta, y doce apóstoles que viven y respiran y predican hoy. Les testifico que ellos son reales, he preguntado a Dios, y reconocí mi respuesta. Sé que ellos son llamados por Dios, y les ruego que escuchen a los llamados del Señor, los misioneros. Ellos son llamados por ustedes, para testificar de la verdad. Déjense ser recibidos por Dios, no lo van a arrepentir.

La manera en que vivo mi fe

La manera en que vivo mi fe, es vivir la vida con perspectiva eterna. Cuando alguien tiene un conocimiento del Plan de Salvación, o sea, el Plan de Amor que el Señor se ha prepuesto por nuestra salvación, cada decision me hace pensar en las consecuencias que me vienen. Si nosotros vivamos lo que se llama el Evangelio, o las enseñanzas de Jesucristo, ¡viviremos con Dios para siempre en la vida eterna! ¡Eso es una promesa tan grande que intento recibir!