mormon.org Global
Anayanci Delgadillo: Mormón.

Hola soy Anayanci Delgadillo

Acerca de mí

Soy una persona muy activa, me gusta llenarme de actividades y mantenerme ocupada, estuve en un equipo de volley, en un grupo de danza folklorica, me gusta mucho el patinaje y fui instructora en una pista de hielo, soy estudiante de la universidad en diseño de interiores y ambientación, me gustan mucho los colores, la naturaleza, bailar, reír, etc.. No me gusta perder el tiempo, me gusta divertirme.

Por qué soy mormón(a)

Acepté ser bautizada en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, porque sé que es la única iglesia verdadera sobre la faz de la tierra, que tiene la autoridad de Dios, que actualmente tenemos un profeta viviente y revelador, que es una iglesia de revelación, y gracias a las ordenanzas que se hacen en el templo y que si me esfuerzo constantemente mi familia puede ser eterna. El saber que ésta vida no acaba aquí, y que debo esforzarme por regresar a la presencia de Mi Padre Celestial, el conocer acerca del Plan de Salvación, un plan que acepté antes de venir a esta tierra, que solo vengo aquí a tomar un cuerpo y ser probada, que Dios cumple sus promesas, que nunca nos deja solos, y el comprender la Expiación, que Jesucristo dio su vida por cada uno de nosotros para que podamos regresar a él mediante la fe, el arrepentimiento, el bautismo, el espíritu santo y perseverando hasta el fin. El saber que hay vida después de la muerte, y que podré estar con la persona con la que elija casarme por esta vida y por la eternidad junto con mis futuros hijos, es algo que me llena de gozo y me invita a esforzarme día con día. Soy temerosa de Dios, sé que tiene poder en todas las cosas, confío en él, y se que si cumplo mi parte el Señor cumplirá la suya.

La manera en que vivo mi fe

Todos los días, en mis oraciones pido a Mi Padre Celestial que me guíe con Su espíritu y poder ser siempre un buen ejemplo para las personas que me rodean. Amo vivir el evangelio de Jesucristo, amo que haya llegado a mi vida y no me arrepiento de aceptarlo, es algo que me hace aún más feliz, que me hace sentirme completa y sin dudas, me gusta compartirlo con los demás, porque es algo que sé que es verdad.