mormon.org Global
Maria del Valle Cornejo: conversa, maestra de seminario, miembro activo, misionera, enseñanza, libro de mormon, Mormón.

Hola soy Maria del Valle Cornejo

Acerca de mí

Me dedico gran parte del tiempo a enseñar a niños y jóvenes porque soy soltera. Estudie en la universidad pero doy clases particulares en mi casa.

Por qué soy mormón(a)

Decidí bautizarme en la iglesia porque recibí un testimonio acerca del Libro de Mormón y del Profeta José Smith. Se sin ninguna duda que las escrituras que allí se encuentran son la palabra de Dios revelada por medio de Sus profetas para nosotros. Acepte la invitación de orar y preguntar a nuestro Padre Celestial si este libro y su mensaje eran verdadero, y pude sentir que realmente Dios me conoce personalmente y me dio la oportunidad de arrepentirme y comprender que por medio del sacrificio expiatorio de Jesucristo puedo ser perdonada.Estoy agradecida de conocer el evangelio verdadero por que ha aumentado mi fe, y esperanza. Se que podre volver a vivir con Dios junto a mi familia para siempre.

Historias personales

Tenga a bien compartir su testimonio o sentimientos sobre José Smith.

Sé que José Smith fue un joven que buscaba la verdad con todo su corazón y realmente deseaba alcanzar la salvación para el mismo y para su familia. Por eso encontró en la Biblia la guía que necesitaba para saber que hacer. Un día decidió orar sinceramente a Dios para que le revelara la verdad. Nuestro Padre Celestial en su infinito amor le contesto personalmente y se manifestó junto a Su Hijo nuestro Señor Jesucristo. Así los cielos fueron nuevamente abierto y Dios llamó al Profeta de la Restauración. Estoy agradecida porque este humilde y valiente joven abrió su corazón y Dios y Su hijo Jesucristo contestaron su oración y el evangelio verdadero se restauró en la tierra para bendecir a todos sus hijos.

La manera en que vivo mi fe

Mis llamamientos en la iglesia me han ayudado a servir a otras personas y he aprendido a amarlas. El ser maestra visitante me ayuda cada mes a enfocarme en las hermanas que debo visitar junto a mi compañera, es muy importante llevar un mensaje del evangelio sobre el Salvador Jesucristo. Me hace muy feliz el participar en las clases de las reuniones dominicales y se que es una gran bendición servir como maestra porque puedo compartir y recibir enseñanzas mediante el verdadero maestro, el Espíritu Santo, que confirma la verdad en nuestro corazón.