mormon.org Global
Ximena: Poesia, Mision, Expiación, Familia, Brasil Puerto Alegre, Biotecnologia, Mormón.

Hola soy Ximena

Acerca de mí

Vivo en Cuautitlan Izcalli, Estado de México. Mi familia esta formada por mis padres, y seis maravillosos hermanos. Soy la segunda mayor y aunque tengo mas responsabilidades, no cambiaría a ninguno de mis hermanos menores. Me encanta tener una familia tan grande, la soledad no existe en mi hogar. Mis hermanas son mis mejores amigas, naturalmente ellas saben todo de mi vida y yo de ellas. Tener una buena relación con los hermanos es fundamental para que la familia siga unida. Tengo 19 años, estudiaba Ingeniería en Biotecnología, lo pospuse ya que partiré a una misión de tiempo completo este noviembre, serviré en Brasil Porto Alegre Sur. Esto llena de gozo mi corazón, estoy muy entusiasmada. Mi hermana mayor es mi gran ejemplo, ella actualmente sirve en Uruguay. Nunca he sido aficionada a practicar deportes, me gusta verlos, solamente. Mi hobby preferido es leer, cualquier literatura pero los poemas son mi debilidad, soy una enamorada empedernida. La lectura en general me permite conocer nuevos lugares, personajes fantásticos y también hay enseñanzas valiosas en todos los libros. Mis poetas preferidos son; Julio Cortazar, Benedetti, Sabines, Borges y Neruda. Cuando los sentimientos son y las palabras en el papel los perpetúan es maravilloso. Otra pasión que tengo es bailar; salsa. Mi papá me enseño y es algo que se me da con facilidad y disfruto mucho hacerlo. Amo mi país por que es una riqueza cultural en todos los sentidos.

Por qué soy mormón(a)

El conocimiento del evangelio restaurado de Jesucristo es mi mayor tesoro, este me permite tener consuelo, esperanza y fortaleza en este mundo que cada día es mas difícil e inhóspito. Jesucristo es el fundamento de esta iglesia, y al hacerlo mi fundamento mi vida se ha visto grandemente bendecida. Yo se que Dios es nuestro padre, Él tiene un amor infinito y perfecto por todos sus hijos, resultado de ese amor es el plan de felicidad, el cual nos permite regresar a Su presencia después de esta vida mortal. Sé que Jesucristo vivió entre los hombres, sano enfermos, revivió muertos, enseño y predico Su evangelio, el cual ha sido restaurado en su plenitud, tenemos el mismo evangelio que el Maestro de Maestros enseño, gracias al Profeta José Smith, Cristo en vida hizo milagros maravillosos, pero lo mas amoroso que hizo por todos los hombres que pasen por esta tierra es sin lugar a duda la Expiación. La expiación fue aquel sacrificio voluntario el cual trae milagros hasta nuestros días, yo lo he vivido. Emblanquece y embellece los vestidos de aquel pecador arrepentido que Lo busca, da consuelo en aflicciones y nos permitirá romper las cadenas de la muerte temporal y espiritual. Yo se que la estancia en esta tierra es una prueba, que trae bendiciones. Las familias pueden ser eternas gracias a convenios y ordenanzas. Se estas cosas gracias al testimonio que recibo por medio del Espíritu Santo a mis oraciones con fe, y siento en mi corazón que todas estas cosas son verdaderas, pues he visto cumplirse promesas en mi vida, grandes bendiciones que Dios promete a sus hijos. Mi testimonio es lo mas valioso que tengo, lo comparto con usted con amor, invitándolo a orar y preguntar por usted mismo la veracidad de esto.

La manera en que vivo mi fe

Mi vida como miembro de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días es una gran bendición. Aunque nací siendo miembro, el poder bautizarme a la edad de 8 años ha sido de notable relevancia a lo largo de mi vida. Ahora tengo 19 años, partiré a una misión para poder compartir el evangelio verdadero y sempiterno de Jesucristo, el cual ha llenado mi vida de un gozo indescriptible. Este gozo es el resultado de conocerle a Él, mediante el Libro de Mormón y la Biblia. El Libro de Mormón, es sin duda mi libro favorito. Es una multi-herramienta; me ayuda a reconocer el camino, puedo obtener preguntas de carácter espiritual y temporal cuando medito en el, ha sido fuente de consuelo innumerables veces y me permite tener paz duradera. Aprendí el evangelio en mi hogar y este lo mantiene unido, mis padres se esmeran mucho por que sus ocho hijos puedan crecer con un testimonio de la veracidad de esta obra tan maravillosa.