mormon.org Global
Dalton: Medicina, Fútbol, Obra Misional, Prestar Servicio, Skate, Pionero, Mormón.

Hola soy Dalton

Acerca de mí

Soy estudiante de medicina, skater y mormón. Me encanta ir al templo porque siento una paz que solo en ese pedazo de cielo en la tierra podría tenerla, amo prestar servicio y aunque soy el único miembro de la iglesia en mi familia puedo ver que la manera en que vivo este Evangelio ha bendecido grandemente a mi familia y estoy seguro que pronto podré tener una familia eterna porque así me lo ha manifestado el espíritu.

Por qué soy mormón(a)

Conocí la Iglesia cuando tuve 9 años y me bautice a los 10. Desde ese momento y hasta ahora se que sigo en la verdad, se que esta Iglesia en verdadera, que el Libro de Mormón es en verdad otro testamento de Jesucristo y que José Smith fue un profeta inspirado por Dios. No tengo ninguna duda de eso, se que si perseveramos en la fe seremos grandemente bendecidos, lo se porque lo he vivido. Ir al FSY fue algo que me cambio, me ha permitido ver con mas claridad lo que el Señor quiere que yo sea y que el tiene un precioso plan para todos nosotros, un plan donde todos podemos vivir felices con nuestras familias junto a Dios y su hijo Jesucristo, nuestro Salvador. Testifico que todas estas cosas son ciertas, no porque me lo dijo mi obispo o algún otro miembro de la Iglesia, me lo ha testificado el Espíritu Santo, mi Padre Celestial me lo ha revelado. Y lo creo en el nombre de Jesucristo, Amén.

Historias personales

¿Recuerda algún desafío específico en su familia que pudieron superar gracias a los principios del Evangelio?

Al yo ser el único miembro de la Iglesia de mi familia, mis padres no querían que yo sirviera una misión, pensaban que era una perdida de tiempo o era una excusa para dejar de estudiar. Me sentía muy triste porque ellos no querían que me vaya y no contaba con su apoyo. Durante muchos meses mientras estudiaba en la Universidad siempre oraba en todo momento y ayunaba para que mi Padre Celestial me ayudara, asistía a Instituto y cumplía con mi llamamiento en mi barrio. Me esforzaba por ser un digno poseedor del sacerdocio pero todo parecía no dar resultado. Hasta que un domingo por la tarde mi padre y mi madre me llamaron para conversar con ellos acerca de la misión, aunque al principio fue difícil pude darme cuenta que mi Padre Celestial por medio de su Santo Espíritu había preparado a mis padres y a mi para que pudiéramos tomar la decisión correcta: Mis padres aceptaron apoyarme con mi misión en todo tanto espiritualmente como temporalmente. Hablamos durante toda la tarde sobre ese tema y ahora ya tengo mi llamamiento. En verdad testifico que Dios escucha nuestras oraciones, que si somos dignos y obedecemos sus mandamientos el nos bendice de formas tan maravillosas que no podríamos explicarlo. Amo esta obra y deseo con todo mi corazón que mas personas y familias puedan conocer el Evangelio Restaurado de Jesucristo y lleguen a tener una familia eterna, lleguen a ser bendecidos grandemente, en nombre de Jesucristo, Amén.

La manera en que vivo mi fe

Siempre me ha gustado tener un llamamiento en el Iglesia y desde que me bautice así ha sido. Actualmente soy secretario ejecutivo de barrio y me encanta porque ayudo de muchas maneras a mis hermanos y hermanas, puedo ayudar aligerar la carga del obispo y eso es bueno porque el es un gran líder. En mis visitas como maestro orientador he visto como Dios prepara a los miembros, se que el nos brinda su Espíritu para poder ir a donde el quiera que vayamos.