mormon.org Global
Élder Villota: Élder, Villota, Freire, Mormón.

Hola soy Élder Villota

Acerca de mí

Desde que nací me han preparado mis padres, maestros y líderes a la manera del Señor. Nací dentro de los Convenios y en la pre-existencia prometí a nuestro Salvador Jesucristo que le ayudaría en esta su obra a los 6 años recordé la promesa que había hecho y me he esforzado para cumplirla.. Recién me gradué de seminario y del colegio y he cumplido 18 años y estoy listo para servir una misión honorable de tiempo completo en Chile Santiago Oeste.

Por qué soy mormón(a)

Porque sólo en los Santos Templos encontramos verdaderamente cómo dirigirnos a la manera del Señor, porque gozamos así cómo en los tiempos antiguos de Profetas que dirigían a su pueblo, hoy en día estamos bajo la dirección de un PROFETA vidente y revelador que se comunica constantemente con El Padre Celestial. Porque vivir este evangelio restaurado ha bendecido de gran manera la vida de mi familia y la del mundo entero y lo seguirá haciendo hasta siempre jamás, si nosotros nos esforzamos en obedecer y en cumplir los mandamientos. Testifico que hacemos todo esto con un propósito y es el de lograr la exaltación delante de la presencia de nuestro Padre Celestial, porque ésta es su obra y su gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre.

Historias personales

¿Cómo le ha ayudado el Espíritu Santo?

La influencia del Espíritu Santo me ha ayudado a poder saber con certeza que esta obra es verdad y que no existe ninguna otra que tenga la autoridad para poder ejercerse en esta Tierra. También me ha ayudado a conducirme de una manera diferente a la de mi propia voluntad y me ha salvado de grandes peligros que he corrido en mi vida. Es deber de nosotros que lo escuchemos o aceptemos las consecuencias.

La manera en que vivo mi fe

Sólo estando al servicio de nuestros semejantes estamos al servicio de nuestro Dios y eso es lo que me esfuerzo día a día, para sentirme complacido al final del día que mis energía he agotado en el servicio de nuestro Dios.