mormon.org Global
Anahí: Mormón.

Hola soy Anahí

Acerca de mí

Me bautice en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días a los 19 años de edad, actualmente tengo 23. Estudie la licenciatura en Animación y arte digital y estoy por servir en una misión de tiempo completo en la misión México Cancún. Mi pasatiempo favorito es ver películas (de preferencia infantiles o ciencia ficción), leer (romance o ciencia ficción), hago fotografía, dibujo y diseño gráfico. Me gusta hacer ilustración digital y asistir a Instituto.

Por qué soy mormón(a)

Mi pequeño mundo cambió cuando mi mamá falleció, sabía lo que venía, sabía lo que significaba pero no sabía como lo lograría. Ella era mi todo. Después de un año sin ella intentaba distraer mi mente para no poner mis pies sobre la tierra y enfrentarme al mundo sin ella, fue cuando unos familiares me hablaron sobre la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días. No entendía como una iglesia podía ayudarme pero aún así lo intente, creía en un ser más poderoso que el hombre pero no le ponía nombre. No odiaba a ese ser poderoso pero si le reclamaba el quitarle la oportunidad a mi madre para seguir viviendo, sin embargo en la Iglesia fui aprendiendo sobre su maravilloso Plan de Salvación. Aprendí que la vida no se acaba cuando morimos, que todos venimos a la tierra para cumplir con ese plan y tener experiencias terrenales y sentir gozo. Aprendí que las familias pueden ser eternas y que si yo cumplía con mi parte y obedecía a los convenios con mi Padre Celestial tendría la oportunidad de volver a ver a mi madre. Fue en ese momento que dije "Quiero bautizarme", todas las personas afuera me decía que dejará ir el recuerdo de mi madre con actividades que no me ayudaría y la iglesia me dio un motivo por seguir luchando y hacer las cosas bien. Jesucristo en el Getsemaní me dio el regalo que marcaría mi vida, Sé que Él vive y que tanto Él como mi Padre Celestial me aman. Sé que José Smith vio cara a cara a estos dos seres y fue él quien restauro la iglesia de Jesucristo en estos últimos tiempos. Gracias a ese acontecimiento hoy podemos recibir las ordenanzas de salvación mediante el poder del Sacerdocio, sé que la vida no se acaba al morir, y sé que la vida no empezó al nacer en la tierra. Fuimos seres pre-ordenados y nosotros decidimos venir a la tierra para probar nuestra obediencia a nuestro Padre Celestial y para formar familiar y ser felices. Sé que mi madre es feliz al verme enfrentarme al mundo al lado de Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente tengo un llamamiento con la juventud, específicamente con las Mujeres jóvenes de 12 a 17 años de edad, también soy miembro del consejo estudiantil de Instituto. Hago los anuncios publicitarios de Instituto y otras organizaciones auxiliares de la Iglesia, es realmente confortante utilizar mis talentos para ayudar a las personas a venir a Cristo. Amo trabajar con la juventud, verles crecer y desarrollarse espiritualmente. Soy más que una líder, trato de ser su amiga porque eso es lo que más necesitan en estos tiempos difíciles.