mormon.org Global
Cristian: Estudiante, Cristian G. Marrero, Puerto Rico, Converso, Latino, Coro, Mormón.

Hola soy Cristian

Acerca de mí

Me gusta mucho las artes plásticas, la música, ir al cine, disfrutar la naturaleza. De igual forme me gustan las aventuras, deportes extremos y especialmente snowboarding, a pesar de que vivo en una isla del caribe. Me gusta estudiar mucho y persar de que manera puedo ayudar a las personas, lo cual me llevó a estudiar medicina, me falta bastante aun, pero ahora es el momento de realizar uno de mis mas grandes sueños, servir una misión de tiempo completo en México.

Por qué soy mormón(a)

Desde pequeño siempre tuve en mente tres preguntas que todos, en algún momento las hemos hecho, “De donde venimos? Porque estamos aquí? y Que sucede al morir?” las cuales tuvieron muchas respuestas, entre ellas “evolución, big-bang, casualidad, mueres y si te portas bien vas al cielo sino vas al infierno, etc”. Respuestas que a mi, no me convencían. Sabia que había algo mas, todo el universo, el planeta tierra, el ser humano, no pudo ser pura coincidencia. En su momento traté varias creencias, tenían buenos pensamientos, hacían cosas buenas, pero no me sentía confortable del todo, sabia que faltaba algo mas pero no sabia que era. No fue hasta apartarme de todas las religiones y comenzar mis estudios universitarios que encontré la respuestas a mis preguntas y el complemento que faltaba. A mi segundo año de universidad estaba llegando de comprar alimentos y noté dos misioneros frente al apartamento donde vivía, con camisa blanca y bicicletas. En ese momento tuve un sentimiento de que tenía que hablar con ellos. Al bajarme del auto avance un poco para hablarles, rápido les dije “Hola! me llamo Cristian, vivo con un amigo que es mormón, y no se… Me gustaría escuchar su mensaje”, rápido comenzaron y les invite a entrar. Para mi fue un milagro que tuvieran respuestas a todas mis preguntas, sin tardar a la tercera lección me preguntaron “Hermano, si llegara a recibir un testimonio de que el mensaje que compartimos es verdadero, se bautizaría?” Le respondí “Si”, sin realmente pensar que sucedería al orar para terminar la lección. Ore y pregunte lo que me pidieron, a penas pude terminar la oración, fueron tantos los sentimientos que llegaron a mi corazón, que lo único que le respondí fue “Se que es verdadero, lo he sentido, Me quiero bautizar y llegar a ser como ustedes” Les testifico que ha sido lo mejor que he hecho en mi vida, hoy se que Jesucristo Vive y que El mismo dirige La Iglesia De Jesucristo De Los Santos De Los Últimos Días y lo comparto en su Santo nombre. Amen

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Yo me bautice gracias a los misioneros. Y gracias a la decisión que ellos tomaron de servir una misión mi vida a cambiado y he vistos y vivido todas las bendiciones que conlleva el vivir el evangelio. De igual manera, por el amor que Nuestro Padre Celestial y Jesucristo tiene por nosotros debemos de sentirlo por nuestro prójimo, somos todos iguales ante los ojos de ellos. Deseo con toda mi alma, mente y fuerza el compartir las bendiciones que he recibido, no solo yo, sino mis familiares, amigos, compañeros; con las demás personas. Amo a Nuestro Padre Celestial y a Nuestro Salvador Jesucristo, de igual forma amo a todas las personas y a ti...

La manera en que vivo mi fe

Mi llamamiento en la Iglesia es de Líder Misional, estoy a cargo de la obra misional en mi área y me encanta. Al salir con los misioneros y enseñar a las demás personas me siento más cerca de Jesucristo, al saber que el mismo mensaje que Él compartió, nuevamente esta a la luz del mundo en toda su plenitud. Desde que me bautice, he buscado cada día la forma de compartir las bendiciones que he recibido por aceptar el evangelio restaurado. Es hermoso ver como viviendo los principios que nuestro Salvador Jesucristo nos a dado, no simplemente somos bendecidos, sino también las personas de nuestro alrededor, nuestros familiares, amigos, vecinos, ect. En la iglesia hacemos actividades como ver películas, noches culturales, talleres y lecturas del Libro de Mormón, admiro mucho a las familias que asisten con sus hijos y familiares, ya que soy el único miembro de la iglesia en mi familia (por ahora), y el hecho de saber que podemos tener una vida eterna junto a nuestros seres queridos es algo que me llena de gozo. Realmente amo mi llamamiento ya que puedo admirar más de cerca la conversión de las personas, ver como ellos mismos hallan las respuestas a sus preguntas, preguntas que todo ser humano ha tenido, “De donde venimos? Por que estamos aquí? A donde vamos?”, a través de la oración y el estudio de las escrituras al igual que yo esas interrogantes tuvieron sus respuestas. Al compartir parte de la Introducción del Libro de Mormón que dicen “Invitamos a toda persona, dondequiera que se encuentre, a leer el Libro de Mormón, a meditar en su corazón el mensaje que contiene y luego a preguntar a Dios, el Padre Eterno, en el nombre de Cristo, si el libro es verdadero. Quienes así lo hagan y pidan con fe lograrán un testimonio de la veracidad y la divinidad del libro por el poder del Espíritu Santo.”, mi alma se llena de alegría al saber que Nuestro Padre Celestial y Jesucristo ansían por que puedan cumplir con esa invitación y poder guiarlos por los mejores senderos de la vida.