mormon.org Global
Héctor Zúñiga: Mormón.

Hola soy Héctor Zúñiga

Acerca de mí

Soy miembro desde que tengo 8 años de edad, mis padres se habían alejado del evangelio, pero junto a mi hermana empezamos a realizar preguntas acerca de los valores y normas que teníamos en casa, pues no eran como las de mis amigos, esto condujo que mis padres tomaran la decisión de regresar a la iglesia y fue así como me bautice junto con mi hermana. A partir de ese momento comenzó un hermoso camino junto a mi familia para progresar día a día y estar juntos por la eternidad.

Por qué soy mormón(a)

Cuando me bautice mi obispo me dijo que para tener una conversión exitosa, no dependía de mis padres, los élderes que me bautizaron, dependía totalmente de mi, de cuanto me esforzara por hacer mis oraciones, venir a la capilla, leer mis escrituras, esto me permitiría obtener un testimonio, y cada vez que tuviera una prueba, sería una oportunidad para fortalecerme y continuar con la senda que había escogido, o detenerme y dejar que la tribulación me destruyera. Fue cuando leí el libro de mormón por primera vez y que le pregunte al Señor si era verdad cada palabra que había leído, si esta era su iglesia y si el estría con migo siempre; mi corazón se lleno de una gran paz y consuelo, y en mi mente resonaban las palabras si ahí estaré. A partir de ese momento me convertí en miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y ahora 17 años después y con tantas pruebas que he tenido que pasar, nunca he tornado mi corazón en contra de mi Padre Celestial, pues yo sé, sin lugar a duda que él está ahí junto a mí y me levanta y me fortalece para que continúe progresando y siendo una mejor persona día a día.

La manera en que vivo mi fe

Desde que mi papá me confirió el sacerdocio de Aarón a los 12 años, he servido con varios llamamientos, lo que me permitió fortalecer mi testimonio del evangelio y del trabajo que el Señor desea que realicemos en su Iglesia. Actualmente soy el secretario de barrio, y aun cuando es un llamamiento muy pesado por las responsabilidades que este conlleva, el ejemplo de mis padres al servir en la iglesia y el apoyo de mis lideres, me permiten que la carga no sea tan pesada y realice todo lo que debo hacer sin obstáculos y sintiéndome agradecido por la oportunidad que tengo por servir a los demás.