mormon.org Global
Damaris: Estudiante, Cocinar, Hija, Mormón.

Hola soy Damaris

Acerca de mí

Me encanta leer, es asombroso como uno a través de la lectura se puede "transportar" a otro mundo y disfrutar de las aventuras, romances, amistad, tristezas o misterios de otros personajes. ¡Adoro cocinar galletitas! En mi casa soy la encargada de cocinar las cosas dulces junto con mi mamá. Soy la hija mas chica de mi familia y estudio en un Instituto privado

Por qué soy mormón(a)

Mi familia es miembro desde antes que naciera. Pero uno llega un momento en la vida que se pregunta ¿Sera verdad lo que mis padres me enseñan desde que nací? ¿Es esta la iglesia verdadera? Entonces uno hace lo que dice la biblia: "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le sera dada" (Santiago 1:5) Entonces lo hice, leía el libro de mormón para saber si era verdad y oraba. Me acuerdo que la respuesta vino en una forma muy tranquila. No se me aparecieron ángeles diciendo que era verdad, ni nada ostentoso. El Espíritu Santo me testifico de la veracidad del evangelio y fue la respuesta mas dulce que podría haber recibido. Yo se que esta es la Iglesia verdadera y es lo mas preciado que tengo en mi vida. Estoy muy agradecida a mi Padre Celestial por conocer estas verdades

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio soy Presidenta de las Mujeres Jóvenes (jóvenes entre 12 hasta 17 años). Es muy agradable estar con ellas. Con las demás miembros de la presidencia siempre tratamos de pensar que actividades les serian útiles a las jóvenes para que puedan desarrollarse tanto espiritualmente como físicamente. Siempre empezamos las mutuales con un pensamiento espiritual que nos ayuda a acercarnos mas a Dios, después aprendemos algo que nos pueda ser útil, como cocinar comidas ricas o servir a los demás.Al prestar atención a cada una de las jóvenes uno puede comprender un poco mas el amor que tiene el Padre Celestial por cada uno de sus hijos, uno llega a amarlas a cada una de las jóvenes y desea lo mejor para ellas. Ese es el motor que te impulsa cada sábado a ir a las mutuales y preparar lo mejor para ellas. preparar las clases los domingos y orar por ellas. También, al ser miembro de Sociedad de Socorro, uno tiene el privilegio de ser Maestra visitantes con una compañera. Me encanta ser maestras visitantes. con mi compañera salimos todos los meses a visitar a las familias que nos tocan visitar. Siempre que hacemos las visitas uno sale fortalecido, por que las hermanas dicen lo que a uno le hace falta, capaz las respuesta a alguna pregunta o duda que tengamos. Al prestar servicio a estas hermanas uno llega a amarlas.